PSC, ERC, ICV-EUiA y CUP afean perseguir la pitada y que no se reflexione sobre el motivo

Defienden que es un ejercicio de "libertad de expresión" y, desde PSC e ICV-EUiA acusan tanto al Gobierno como a la Generalidad de interesarles que haya tensión.

2 min
Miércoles, 3.06.2015 11:44

PSC, ERC, ICV-EUiA y la CUP han criticado la persecución que, a su juicio, lleva a cabo el Gobierno para tratar de "criminalizar" la pitada que tuvo lugar en el partido de la Copa del Rey al himno nacional y al Rey Felipe.

En las ruedas de prensa realizadas este martes en el Parlamento autonómico por todos los grupos del hemiciclo excepto CiU y el PP, los partidos críticos con la actuación del Gobierno han defendido la protesta esgrimiendo el derecho a "la libertad de expresión" y han lamentado que el Ejecutivo no reflexione sobre el motivo de la propuesta.

"La sanción es una barbaridad", ha dicho Pere Aragonès (ERC), quien ha cargado contra partidos a los que ha tachado de "dinásticos" y de que no saben respetar la libertad de expresión.

El PSC ve con más preocupación el paro que los pitos

Por su parte, el portavoz del PSC, Maurici Lucena, ha reconocido que a título personal no le gusta que se pite ningún himno, y se ha unido a otros defensores de los símbolos nacionales "como Oriol Junqueras e Iñaki Urkullu”. Lucena ha destacado que desde el punto de vista legal debe imperar la libertad de expresión y ha señalado que se está centrando la atención en este asunto cuando hay más de un 24% de paro en España.

Tanto Lucena como el portavoz parlamentario de ICV-EUiA, Joan Mena, han cargado contra la actitud del presidente de la Generalidad, Artur Mas, y del ministro del Interior, Jorge Fernández, por considerar que les conviene esta tensión: "Mas frivoliza el asunto cuando dice que la pitada es por la tirria que le tienen los catalanes al himno, y Fernández porque habla de delito e incitación al odio", ha argumentado Mena, que ha recordado que CiU y PP pactaron la sucesión de la corona con la abstención de CiU.

El diputado de la CUP, Quim Arrufat, ha arremetido contra el PP y contra C's por considerarles responsables de promover este tipo de expresiones de malestar y ha dicho que la sanción es "más propia de la Inquisición" que de un Gobierno democrático.

Comentar