Y con "radicales"

Rajoy reprocha al PSOE que apele a la bandera pero pacte con independentistas

El PP responde al gesto de Sánchez recordándole sus acuerdos con formaciones secesionistas para relevar a alcaldes del PP.Les acusa de "no respetar la voluntad de la gente".

2 min
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante la cumbre hispano-portuguesa en Baiona (Pontevedra)
Redacción
Lunes, 22.06.2015 17:51

El muy comentado gesto del líder del PSOE y candidato del partido a las próximas elecciones generales, Pedro Sánchez, de acompañarse de una inmensa bandera española en su acto de este domingo -a lo que se suma su nuevo eslogan, 'Más España'-, ha tenido una inmediata reacción desde el PP, -y también desde C's-. Los populares han contraatacado a esta recuperación de los símbolos nacionales por parte del PSOE resaltando lo que entienden que es una sonora contradicción: que, a la vez, los socialistas hayan pactado con "extremistas e independentistas" para relevar al PP de algunos ayuntamientos.

La contradicción la ha señalado el mismísimo líder del PP y presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que en rueda de prensa conjunta con el primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho, ha lamentado que el PSOE, pese al gesto de Sánchez con la bandera nacional, haya dado su apoyo a "populistas, extremistas, radicales y en algunos casos independentistas con el único objetivo de que el PP no gobernara".

Rajoy ha puesto un ejemplo muy concreto, el del Ayuntamiento de Badalona (Barcelona), donde el apoyo de los socialistas del PSC ha sido fundamental para que una lista encabezada por la CUP arrebatara la alcaldía al popular Xavier García Albiol, pese a que el PP volvió a ser la fuerza más votada en la ciudad en las municipales del pasado 24 de mayo.

Recuerda también Valencia, Madrid o La Coruña

Rajoy ha insistido en que la CUP es "un partido un partido radical, extremista e independentista", y ha acusado a los socialistas y al propio Sánchez de "no respetar la voluntad de la gente". No solo en Badalona, sino también en capitales de provincia como Valencia -con una fomación pancatalanista implicada-, o Madrid Zaragoza, Cádiz o La Coruña, donde el PSOE ha pactado con listas avaladas por Podemos.

"Esa deriva hacia el extremismo, el radicalismo y hacia posiciones impropias de por donde va el mundo en el siglo XXI, a mí no me gustan nada", ha indicado el presidente del Gobierno, que ha contrapuesto la actitud de un PP que, según ha resaltado, seguirá apostando por "la moderación, el equilibrio, la sensatez, por cumplir las reglas y generar estabilidad y certidumbre".

También este lunes, la nueva vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, la catalana Andrea Levy, se ha expresado de forma parecida, al criticar que los socialistas hayan echo alcaldesa en "Badalona a una señora de la CUP", formación que ha definido como "la Bildu de Cataluña", y que "quitó la bandera de España y puso la Estelada".

Comentar