Castellà: "Es una pregunta trampa"

Rigol rechaza el requisito de cumplir la ley y votará 'no' a la pregunta interna de UDC

El ex presidente del Parlamento autonómico, en contra de "dejar la legalidad en manos del Estado español".

3 min
El coordinador del Pacto Nacional por el Derecho a Decidir, Joan Rigol
Redacción
Miércoles, 3.06.2015 20:12

La pregunta interna de UDC con la que el partido consultará a sus militantes sobre su camino a seguir en relación al proceso secesionista se aprobó este martes con una cierta división de la cúpula democristiana, por 17 votos a favor, 9 en contra y una abstención. Y la división continua 24 horas después, protagonizada por los sectores independentistas de la formación, con Joan Rigol y Antoni Castellà como abanderados.

El veterano Joan Rigol, ex presidente del Parlamento autonómico, ex consejero y, ahora, coordinador del Pacto Nacional por el Derecho a Decidir, ha explicado este miércoles que votará en contra de la pregunta interna de UDC. Rigol, uno de los dirigentes democristianos que suscribió un manifiesto en el que se pedía una pregunta referida explícitamente a la independencia, tiene un principal motivo de desacuerdo con el texto aprobado: que se compromete a cumplir la ley.

Seis condiciones

Así, el texto de la compleja y ambigua pregunta interroga a los militantes de UDC sobre si el partido debe "continúar su compromiso con el proceso" -aludiendo al proyecto secesionista-, con seis condiciones. Entre las cuales destaca la de excluir "tanto una eventual declaración unilateral de independencia como la apertura de un proceso constituyente al margen de la legalidad".

Rigol interpreta que esta precisión "deja la legalidad en manos del Estado español" [aludiendo a la Administración central], y que "si el Estado español no nos da permiso, quedamos absolutamente bloqueados", según ha expresado en declaraciones a Catalunya Ràdio.

Menos problemas ha dicho tener Rigol con la posibilidad de una declaración unilateral de independencia, que tampoco desea, en cuanto que la considera "problemática". Pero el dirigente democristiano rechaza en todo caso ponerse esta autolimitación, y considera que "no es demasiado oportuno" anteponer "la legalidad del Estado español" a la marcha del proyecto secesionista.

Castellà: "NMo ayuda al proceso"

Más agresivo aun se ha mostrado el secretario de Universidades y principal dirigente del sector secesionista de UDC, Antoni Castellà, que ha calificado de "pregunta trampa" el texto aprobado ayer.

"No es una pregunta clara, es una pregunta trampa", ha afirmado Castellà, en declaraciones a RAC1. "No ayuda al proceso", ha opinado, para proponer una oposición ya no solo a la pregunta, sino a la propia dirección del partido.

En este sentido, Castellà ha abogado por votar 'no' a la pregunta, pero considerando este 'no' como una enmienda a la totalidad a la dirección de UDC. Y ha precisado que la única alternativa, a su juicio, es convocar un congreso extraordinario de la formación.

Castellà también ha recordado que la pregunta propuesta por los críticos secesionistas recibió el apoyo de unos mil de los 5.000 militantes de UDC, y que el texto finalmente aprobado deja fuera a este 25%. "Cuando se tiene miedo a votar independencia sí o independencia no, probablemente se tiene miedo al resultado", ha concluido.

Comentar