Una de las principales preocupaciones de Mas

¿Cuántos catalanes votarán el 27S en clave de plebiscito independentista?

Las formaciones secesionistas fracasan a la hora de convencer a los ciudadanos de que las próximas elecciones autonómicas servirán como sustituto de un referéndum sobre la secesión de Cataluña. La preocupación del presidente de la Generalitat en torno a esta cuestión está más que justificada.

4 min
Los catalanes no votarán el 27S en clave plebiscitaria
Alejandro Tercero
Domingo, 12.07.2015 12:29

“Si las elecciones del 27S no han de ser plebiscitarias, oiga, las hacemos el mes de noviembre del año 2016, que es cuando tocan”. Así respondía el miércoles pasado el presidente de la Generalitat, Artur Mas, al líder del PSC, Miquel Iceta, durante la sesión de control al Govern en el Parlamento autonómico.

En los últimos días, Mas ha reiterado esta advertencia en diversas ocasiones, con motivo del desconcertante espectáculo que están protagonizando los partidos y las entidades secesionistas en las negociaciones para tratar de construir una lista unitaria. Pero, ¿está justificada la creciente preocupación de Mas? ¿Los ciudadanos catalanes consideran que las elecciones autonómicas anunciadas para el 27S son un plebiscito sobre la independencia de Cataluña?

Según el último barómetro del Centro de Estudios de Opinión de la Generalitat (CEO), únicamente un 21,1% de los entrevistados considera que “la posición de cada partido sobre la relación entre Cataluña y España” es lo que “tiene más importancia a la hora de decidir su voto en las próximas elecciones al Parlamento de Cataluña”.

En cambio, una amplísima mayoría -el 58,9%- dice que priorizará “las propuestas de cada partido para dar respuesta a la crisis económica” a la hora de decir su voto el 27S. Mientras que un 14,6% tendrá en cuenta de forma preferente ambas cuestiones.

Los votantes de los partidos independentistas tampoco consideran el 27S plebiscitario

Cabe destacar que ni siquiera la mayoría de los votantes de los partidos independentistas consideran las próximas autonómicas como un plebiscito independentista.

Solo un 45% de los votantes de CiU y un 44,2% de los de ERC acudirá a las urnas el 27S con la cuestión secesionista como principal prioridad; una cifra que se reduce al 27,5% en el caso de los simpatizantes de la CUP. Los votantes de las formaciones no independentistas tampoco reconocen el 27S como plebiscitario, y solo lo asume como tal un 33% de los seguidores del PP; un 10,6% de los del PSC; un 8,2% de los de C’s; un 7,9% de los de Podemos, y un 4,2% de los de ICV-EUiA.

La encuesta de El Periódico avala los datos del CEO

Si se toma como referencia la última encuesta de Gesop para El Periódico -publicada a finales de junio-, los datos apuntan en la misma dirección.

Según este sondeo, solo un 28,9% de los preguntados consideran que las autonómicas del 27S son una suerte de referéndum independentista, mientras que el 59,8% rechazan que se puedan considerar como plebiscitarias.

Cada vez menos catalanes asumen el 27S como plebiscitario

Más significativa es la evolución demoscópica que ha habido en relación a esta cuestión durante los últimos dos años. El barómetro de opinión política del CEO realizado inmediatamente antes de las elecciones autonómicas de noviembre de 2012 indicó que un 35,2% de los catalanes priorizaría “la posición de cada partido sobre la relación entre Cataluña y España” a la hora de votar. Mientras un 52,1% valoraba más las cuestiones sociales.

En el barómetro de febrero de 2013, una mayoría de los entrevistados (el 46,1%) aseguró que “la relación entre Cataluña y España” había sido la cuestión “más importante” a la hora de decidir su voto en las autonómicas, frente a un 42,1% que dijo haber votado en clave social.

A partir de ahí, el supuesto carácter de referéndum independentista de unas autonómicas se fue desinflando, hasta el punto de que en marzo de este año solo un 22,3% de los catalanes asumía como plebiscitarias las elecciones del 27S. Una cifra que, como se ha indicado antes, se ha reducido hasta el 21,1% en el último barómetro. Habida cuenta de esta evolución, parece razonable la inquietud de Mas.

Comentar