Revista de prensa

'Freelance' en guerra, el ganado más rentable del periodismo

Sostres y Lasalas, dos maneras de documentar la figura del "puto amo" Guardiola. La Razón descubre al nuevo líder del centro catalán: Sahumerio a Espadaler, "el catalán tranquilo".

10 min
Pablo Planas
Miércoles, 22.07.2015 09:53

Tres periodistas españoles, en paradero desconocido en Siria. Amplia cobertura del caso y bronca entre periódicos. En El País, Miguel González redacta la crónica: "La pesadilla se repite. Tres periodistas españoles —Antonio Pampliega, José Manuel López, y Ángel Sastre— están desaparecidos en Siria desde hace 10 días y el Gobierno teme que hayan sido secuestrados por algún grupo armado. La última vez que se tuvo contacto con ellos fue el 12 de julio. Se encontraban en la ciudad de Alepo, al norte del país, bajo control del Frente Al Nusra, la filial siria de Al Qaeda. El Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación no quiso hacer ningún comentario y se limitó a señalar que está "al corriente de la situación" y "trabajando en el asunto". Los tres periodistas, que trabajaban como freelance (es decir, por cuenta propia), habían entrado dos días antes a Siria procedentes de Turquía".

En Exteriores no hablan, pero sí en otros ministerios. Sigue el texto: "El ministro de Justicia, Rafael Catalá, aseguró que el Gobierno actuará "con todas las medidas" a su alcance, "con todas las capacidades de inteligencia y de las Fuerzas de Seguridad" para liberar a los periodistas si se confirma que es un secuestro. "Primero hay que saber qué ha pasado", quién los tiene retenidos, "con qué objetivo" y si "buscan un rescate", declaró a la agencia Servimedia".

Lo que se sabe de ellos es, pues, casi nada, salvo en lo relativo a su hoja de servicios. Continúa González: "Antonio Pampliega, madrileño, ha sido colaborador de EL PAÍS y ha formado parte del equipo del programa Infiltrados, emitido por Cuatro, así como autor del blog Un mundo en Guerra, donde explica su cobertura de distintos conflictos bélicos desde 2010. Ángel Sastre, por su parte, ha colaborado con Cuatro, Onda Cero o La Razón, ha recorrido con su cámara diversas zonas de conflicto en América Latina y Oriente Próximo y ha sido galardonado con el Premio Larra 2010, que distingue a periodistas menores de 30 años. También el fotoperiodista leonés José Manuel López ha recibido numerosos premios por su trabajo (el más reciente el Px3 Prix de fotografía de París) que le ha llevado a recorrer más de 60 países y a publicar en L’Espresso o Le Monde".

Y ahora el contencioso mediático: "La desaparición de los periodistas se había mantenido en secreto para facilitar una eventual negociación con sus captores, pero la noticia la difundió la edición digital de Abc. "Cuanto más publicidad se le dé al caso, más subirá el precio que pedirán sus secuestradores", advierte un experto. Las familias pidieron, a través de un comunicado, "paciencia, respeto y discreción"".

Un billete en la página editorial de La Razón arremete, sin citarlo, contra el Abc. Dice así: "El corresponsal de La Razón en Iberoamérica lleva desaparecido en Siria desde el 13 de julio. Esta preocupante noticia, conocida desde hace días por este periódico, fue mantenida en secreto para no perjudicar la seguridad de Sastre y los dos compañeros que viajaban con él. Sin embargo, a última hora de la tarde de ayer, un diario dio a conocer de forma unilateral e irresponsable una información que sólo los pone en peligro. La discreción es fundamental para lograr que vuelvan a casa, que es lo único que debe importarnos a todos".

Así sea, por el bien de los periódicos. "Freelance". Suena bien. Significa que si no mojas no cobras y que la información sobre el terreno más peligroso del mundo le sale a los periódicos más barata que en Andorra. "Freelance". Ahora te vas a Afganistán y te pagas lo de autónomo. Eso sí, después, a reivindicar que tal o cual colabora en cual o tal diario de papel. "Freelance" en Siria, el oficio más peligroso del mundo y el peor pagado. Casi gratis, a noventa días los pagos generalmente e información de primera mano entre ruinas y peligro desde lugares tan exóticos como Alepo, norte de Siria. En las plantas de arriba de las redacciones, el ganado más rentable del periodismo.

En nuestro pequeño mundo, compuesto por universos paralelos y paralelepípedos, el resumen de la situación abre El País con el siguiente titular: "Rajoy y Sánchez culpan a Mas de fracturar la sociedad catalana". Escriben Javier Casqueiro y Pere Ríos: "El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el líder de la oposición, Pedro Sánchez, coincidieron ayer en llamar la atención sobre el riesgo de fractura y división de la sociedad catalana y española si la lista independentista de Artur Mas gana las elecciones del 27-S. Más allá de esta convergencia, las estrategias para enfrentarse al órdago soberanista del presidente de la Generalitat difieren. Rajoy apuesta por amedrentar a Mas con la aplicación de la ley, mientras que Sánchez considera que aún es posible reparar la desafección con una reforma de la Constitución. “Estén tranquilos. Los catalanes, españoles y europeos no van a perder su condición”, afirmó el presidente ayer en Madrid. Horas antes, en Barcelona, Sánchez advirtió de que el proceso independentista “agita mucho los ánimos” pero “no responde ni resolverá los problemas reales de los ciudadanos catalanes”. Por su parte, el número uno de la lista secesionista, Raül Romeva, confirmó que no ocupará su escaño si obtienen la mayoría".

Romeva es un crack y en twitter (de la edición digital en catalán de El País) se constatan sus poderes sobrenaturales. Una persona que responde por @dolorsboatella afirma que además de nadar, escribir y posar, el cabeza de lista sabe cocinar y bate los huevos con la mirada. Soberbio.

Del último de la lista se ocupan dos firmas catalanas de postín. En el Abc, Salvador Sostres traza un retrato hiperrealista: "No hay nada que preocupe más a Josep Guardiola i Sala (Santpedor, 1971) que la proyección pública de su imagen. Su pose como de asténico, aprendida de Lluís Llach, y esa especie de misticismo, como si estuviera de regreso de todo y nada de lo mundano pudiera afectarle, es de una hipocresía sin comparación imaginable y Pep no renuncia nunca a ninguna ganancia y sólo da la cara cuando es gratis".

Continúa Sostres con la vara: "Jugó con la selección cuando su proyección internacional dependía de ello y celebró con euforia los goles de España en el Camp Nou durante los Juegos de 1992, cuando aquello formaba parte de su negocio, mientras, valientes o insensatos, algunos jóvenes independentistas se jugaban el tipo silbando al Rey y exhibiendo pancartas con el «Catalonia is not Spain». Sangre española corría entonces por las venas de Guardiola, sangre color de ganancia, tangible y concreta, y es así como siempre ha sido Pep. Como jugador no dio la cara por Cruyff cuando le echaron, aunque él sin Cruyff no sería nadie, mientras algunos rompimos nuestro carné de socio y renunciamos a tribunas pletóricas con su infamante silencio de fondo".

Pues Javier Sardà se acaba de dar de baja tras la foto de los aspirantes a presidentes del Barça con la camiseta del 27-S. A la contra y en El Punt-Avui, Marta Lasalas titula su artículo "El puto amo" y escribe: "La resposta més irada de l'Estat ha arribat d'un altre català, el ministre Jorge Fernández Díaz. A la COPE. Fernández Díaz va retreure a Guardiola els diners que li ha pagat la selecció espanyola. “Veiem que hi anava segurament no per interès patriòtic, sinó per interès crematístic, perquè hi ha persones que el déu que tenen és el diner.” Algú podria recordar al ministre que Guardiola, com la resta de futbolistes d'elit catalans, no podia jugar en una selecció que no fos l'espanyola. O li podrien explicar que, tot i vestir la roja, mai va deixar de donar suport a la reivindicació de seleccions catalanes. El cert, però, és que no calen rèpliques. Juguen en lligues massa diferents. No hi ha color. La llista independentista ha fitxat l'autèntic puto amo. I el gol és antològic".

Por toda la escuadra, sí. Pero en fuera de juego, en el tiempo añadido y con el árbitro en Babia. Mañana se volverán a ver las caras Mas y el Rey Felipe VI, con la cúpula judicial por medio. Singular entrega de diplomas a los nuevos jueces en Barcelona, donde reside la Escuela Judicial. El muy honorable imputado dando certificados para impartir justicia. Seguro que también estará el fiscal jefe que anda discerniendo si el 9-N existió.

Se dice que ante la adversidad quien no se consuela es porque no quiere. Ese es el remedio que aplica La Razón al proceso. "Un catalán tranquilo" es el titular de su submarino, una pieza editorial que a veces trae noticias y otras, bendiciones. Es el caso de hoy y el de Espadaler, el tranquilo. La ruptura de CiU ha devuelto a la U a los cauces habituales. Sahumerio para el exjefe de los Mossos (que el 9-N pasó de cumplir la ley para no ser el único y por no variar) en el diario de Planeta: "Era su puesta de largo en Madrid. Y tuvo un lleno absoluto, político y económico. Arropado por la cúpula de Unió, con Duran Lleida en cabeza, el candidato democristiano Ramon Espadaler se presentó como un líder solvente y sensato ante el 27-S. El portavoz de Moncloa y secretario de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, dirigentes del PP, como Pujalte y Bermúdez de Castro, del PSOE, Antonio Hernando, de Ciudadanos, Begoña Villacís... Y muchos rostros de la élite empresarial: Josu Jon Imaz, Ignacio Garralda, Joan Rosell, Manuel Pizarro o Fernando Bécker. Todos escucharon un mensaje de catalanismo y seguridad jurídica. Espadaler es un catalán tranquilo frente al disparate independentista. Estamos en un gran lío, aseguró, y hay que salir de él. Con serenidad, diálogo y sentido de Estado".

¿Un gran lío? Sí, pero que conste que lo organizaron ellos, que la vicepresidenta, Joana Ortega, puso las urnas y Espadaler los mossos para que todo se desarrollara con "normalidad", aunque se libró de toda clase de imputación. Y ahora, a hacerle la pelota a Duran otra vez presentando a Espadaler como si fuera el referente del centro catalán. Camarero, unas bravas y otro tiro en el pie, por favor.

22 de julio, María Magdalena, Anastasio de Suania, Jerónimo de Pavía, Platón de Ancira, Gualterio de Lodi y Síntiques de Filipo.