Punto de partida con la vista puesta en el 27S

¿Hacia dónde va Cataluña según el CEO?

Solo el PSC saca pecho tras la última encuesta electoral de la Generalitat. ERC, CDC y la CUP ven en riesgo su deseada mayoría y llaman a la movilización. C's no despega. El PP sigue tocado. Y Podemos confía en la gran coalición de izquierdas que arrastre el voto útil.

4 min
Alejandro Tercero
Sábado, 4.07.2015 03:07

El último barómetro del CEO ha dejado descolocados a los partidos de cara al 27S. Los resultados de la encuesta realizada por la Generalitat apuntan a un escenario especialmente fragmentado pero, sobre todo, más igualado que nunca. Apenas cuatro puntos separan a los cuatro primeros partidos: CiU (13,3%), ERC (13,3%), Podemos (10,8%) y PSC (9,2%). Y sube el porcentaje de indecisos.

Además, solo uno de ellos ha mejorado sustancialmente su intención directa de voto respecto al anterior sondeo -de hace tres meses-, el PSC. De hecho, Miquel Iceta es el único de los líderes de las formaciones catalanas que ha sacado pecho a través de su cuenta de Twitter. Y no es de extrañar que lo haga; tras tantos años de malas noticias, parece que las encuestas le dan un respiro.

ERC y CDC, noqueados

ERC -el partido que sale peor parado en el sondeo, perdiendo cuatro puntos desde marzo- ha evitado hacer valoraciones al respecto. Tampoco han hablado en CDC, que, aunque empata con ERC, se mantiene en mínimos históricos.

A eso se une el jarro de agua fría que ha supuesto el dato que apunta una subida de los que se oponen a la independencia. Ya son el 50% y sacan más de 7 puntos a los que apuestan por la ruptura.

Así las cosas, ambas formaciones se han limitado a publicar sendos tuits en sus cuentas oficiales en los que tratan de levantar el ánimo a sus simpatizantes. “El presidente Mas convocará estas elecciones con carácter plebiscitario y daremos argumentos para dar un paso adelante hacia la independencia”, han señalado desde CDC. “Tenemos la República Catalana a tocar. Ganar solo depende de nosotros. ¡Hagamos el último esfuerzo, solo así ganaremos!”, ha indicado ERC.

Uno de los columnistas ‘de cabecera’ de CDC, Francesc-Marc Álvaro, señalaba en la misma dirección: “Las elecciones las ganan los que más movilizan. El 27S es eso. La clave no es convencer a los indecisos sino movilizar a todo el independentismo y el efecto arrastre”.

Fuentes de los dos partidos -CDC y ERC- y de la CUP reconocen en privado que las expectativas no son las deseadas, poniendo en peligro una mayoría independentista en el Parlamento autonómico tras el 27S. Y todavía falta por descontar el efecto que tendrá la aparición de UDC en el escenario político catalán.

En ese sentido, el vicesecretario general de los democristianos, Toni Font, ha asegurado que los resultados del CEO demuestran que “UDC tiene mucho que de decir entre quien no quiere cambiar nada y quien lo quiere cambiar todo a cualquier precio”.

C's no despega

En Ciudadanos y en el PP la encuesta tampoco ha dejado buen sabor de boca en lo que se refiere a expectativas electorales, y han preferido destacar las muestras de fatiga que refleja el proyecto secesionista.

Los de Rivera (en realidad, los de Arrimadas, pues ella será finalmente la cabeza de lista para el 27S) dicen aspirar a todo, pero no acaban de despegar. Incluso pierden un punto respecto al sondeo de marzo y se quedan con un 6,6%.

Desde la dirección del partido tratan de restar importancia a ese estancamiento y apelan a que su resultado hay que estimarlo al alza. Consideran que la muestra está sesgada ya que el recuerdo de voto al partido es del 2,5%, menos de la mitad del que realmente fue.

El PP, tocado

El PP se queda al final de la tabla, con un pobre 2,4% de intención directa de voto. Preguntada por esa cuestión, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha recordado que poco antes de las autonómicas de 2012 el CEO les otorgaba un 1,8% de intención directa de voto, y luego cosecharon un porcentaje mucho mayor.

Menos optimistas, en cambio, se muestran en el PP catalán. La preocupación es grande entre sus dirigentes. En las pasadas municipales el voto oculto que tradicionalmente les permitía remontar las encuestas no se transformó en voto real, y temen que ocurra lo mismo el 27S.

Podemos confía en la gran coalición de izquierdas

Finalmente, Podemos lidera la intención directa de voto para las generales de forma destacada (con un 18,1%) pero se ha estancado en la tercera posición de cara al 27S (10,8%) después del vertiginoso crecimiento registrado en los últimos meses.

Su reto será conseguir que el electorado les vea como el voto útil de izquierdas también en las autonómicas. Un probable acuerdo con ICV-EUiA (3,5%) puede ayudar a ello.

Comentar