¿Quién es Raül Romeva?

El número uno de la lista independentista de CDC y ERC para el 27S tiene una dilatada trayectoria política -siempre con ICV- y ha protagonizado algunas iniciativas insólitas.

5 min
El ex eurodiputado de ICV y cabeza de lista de la candidatura conjunta de CDC y ERC para el 27S, Raül Romeva
Alejandro Tercero
Miércoles, 15.07.2015 20:00

Raül Romeva ha sido el elegido para encabezar la lista secesionista acordada por CDC y ERC de cara a las elecciones autonómicas del 27S. Lo hará como independiente, aunque su dilatada trayectoria política pone en duda esa condición.

Actualmente es el responsable de Òmnium Cultural para la campaña ‘Ara és l’hora’, una iniciativa compartida con la Assemblea Nacional Catalana (ANC) que tiene por objetivo atraer el mayor número de votos posible a las opciones independentistas el 27 de septiembre.

Diez años como eurodiputado de ICV

Nació en Madrid, en 1971, aunque vive en Cataluña desde joven. Tiene un hijo y una hija, y es primo de Pau Romeva, uno de los fundadores de UDC. Es licenciado en Ciencias Económicas y doctor en Relaciones Internacionales por la UAB. Y ha trabajado como analista en conflictos armados.

Romeva fundamentalmente es conocido por haber sido durante diez años (2004-2014) eurodiputado de ICV, partido en el que militaba desde 1989. En esa etapa destacó por ser uno de los miembros del Parlamento Europeo más activos y siempre de la mano del nacionalismo catalán.

Denunció ante la Comisión Europea "violencia militar" contra Cataluña

Una de las iniciativas más insólitas de Romeva fue la denuncia que -junto a los eurodiputados Ramon Tremosa (CDC), Maria Badia (PSC) y Ana Miranda (del BNG, pero en representación de ERC)- presentó ante la Comisión Europea en noviembre de 2012. En ella acusaba a varios militares en la reserva y el entonces eurodiputado popular Aleix Vidal-Quadras de apelar al “uso de la violencia militar como amenaza contra el pueblo catalán”.

Por aquellas fechas, Romeva también consideró que los vuelos realizados por varios cazas del Ejército durante unas maniobras en la provincia de Lérida eran una suerte de “amenazas” del Estado contra Cataluña.

Confundió el escudo de la Transición con el de la dictadura franquista

Pero su trayectoria como eurodiputado ha tenido momentos más estelares. Uno de los patinazos más sonados se produjo en 2010, cuando Romeva protagonizó junto a Tremosa, Badia y el entonces eurodiputado de ERC Oriol Junqueras una campaña para retirar un ejemplar de la Constitución Española expuesto en los pasillos del Parlamento Europeo en Bruselas.

Su argumentación era que el escudo de España que se mostraba era el de la dictadura franquista. Sin embargo, en realidad se trataba del escudo oficial que estuvo vigente entre 1977 y 1981, etapa durante la que se aprobó la Constitución.

Presentó una queja a la Comisión Europea por un pisotón de Pepe a Messi

En enero de 2012, Romeva presentó -junto a Tremosa- una queja ante la Comisión Europea para protestar porque el Comité de Competición de la Liga española de fútbol no había sancionado un pisotón que el defensa del Real Madrid Pepe dio al jugador del F.C. Barcelona Leo Messi durante un partido.

"¿Está satisfecha la Comisión Europea al saber que nadie del Comité de Competición no se ocupará de este caso de violencia en el deporte?", plantearon los dos eurodiputados nacionalistas. Finalmente, tras el revuelo causado, Romeva retiró la pregunta para tratar de minimizar el ridículo generado.

Activista contra el bilingüismo escolar

También ha sido muy beligerante contra el bilingüismo escolar. En marzo de 2009 promovió una enmienda a un informe sobre multilingüismo del Parlamento Europeo para vetar un punto que chocaba frontalmente contra el modelo de inmersión lingüística escolar obligatoria exclusivamente en catalán que se aplica en Cataluña.

En noviembre de 2012, Romeva recibió un duro varapalo de la Comisión Europea. El eurodiputado instó a José Manuel Durao Barroso a posicionarse sobre las consecuencias para los ciudadanos catalanes de una hipotética secesión. El presidente de la Comisión respondió señalando que se trataba de una cuestión “interna” de España, y que el nuevo Estado debería seguir los procedimientos de adhesión a la UE previstos en los tratados para formar parte de ella.

Aficionado a cambiar de opinión con facilidad

En todo caso, el tránsito de Romeva hacia posiciones conservadoras no deja de ser sorprendente. En una entrevista publicada por El Periódico en 2009 se mostraba muy crítico con la política medioambiental de sus nuevos socios: “Si fuera por CiU, Cataluña sería una gran autopista con centrales nucleares, construcciones y fábricas por doquier, y ni un árbol para dar sombra. Si quieren hacer demagogia, que no se erijan en los defensores de Cataluña”.

Sus declaraciones de los últimos meses tampoco hacían prever que finalmente fuese a encabezar una lista electoral formada por CDC y ERC. En marzo pasado, tras anunciar su marcha de ICV por ser poco independentista, Romeva aseguró que no se apuntaría a ninguna otra candidatura, ni para las elecciones municipales ni para el 27S. Y así se lo aseguró al líder ecosocialista, Joan Herrera: "No sufras, que no iré en ninguna otra lista".

De la misma manera, en una entrevista publicada el pasado 29 de junio en El Punt Avui, Romeva fue contundente: “No iré en ninguna lista [el 27S], mi etapa institucional se ha acabado”. Dos semanas después parece que ha cambiado radicalmente de opinión, y no ha hecho ascos a la invitación de Mas, a pesar de que con su fichaje solo pretenda dar un barniz social a la lista de CDC y ERC para el 27S y cubrirse ante posibles fugas hacia una coalición liderada por Podemos.

Comentar