100 millones para salvar a España

9 min
Lunes, 20.07.2015 08:27

Es triste, pero en el fondo estamos bastante solos a la hora de combatir al pensamiento único independentista. Los catalanes que nos sentimos españoles podemos sentir la complicidad, o los ánimos, de algunos compatriotas de buena fe de otras regiones de España, pero a día de hoy, con poco más podemos contar.

Si los de ERC han creado la patochada de ‘Súmate’, nosotros ya deberíamos estar untando a alguien para crear los ‘Trabucaires per la Constitució espanyola’

Uno puede entender que los poderes políticos y económicos del llamado ‘Madrid’ vean lo que pasa en Cataluña como una rareza o una peculiaridad extraña con un recorrido limitado porque tienen las leyes de su parte. Como si la legalidad no se pudiera retorcer hasta extremos increíbles, y la historia está llena de ejemplos.

Uno puede entender que a estos poderes les importe poco conceptos como ‘adscripción sentimental’ a un país, ‘lazos’ entre pueblos o la concepción de España como algo más que un mercado compuesto por consumidores, una unidad administrativa o su cortijo particular.

También puedo entender que les importe un carajo lo que piensen, sientan o padezcan millones de catalanes que se consideran españoles, que ven con zozobra como los representantes del Estado en su comunidad autónoma (la Generalitat, of course) se dedican a gastarse la pasta pública en comprar voluntades de tertulianos y comunicadores, en untar a medios de comunicación y a ganarse con guita la adhesión inquebrantable de todos los resquicios de la que ellos llama ‘sociedad civil’.

Lo que no entiendo, si solo les preocupan sus negocios y garantizar el dominio sobre lo que consideran sus dominios, es que pongan en peligro más de doscientos mil millones de euros, que es lo que aporta Cataluña al PIB de España. Si el proyecto independentista acaba triunfando, y no es descartable dada la ceguera de algunos, por mucho que en Cataluña muchos se estén moviendo para evitarlo, se van a dejar una buena parte de su pequeño ‘imperio’ en el camino.

Por eso me resulta increíble que ‘Madrid’, el ‘Ibex 35’, los ‘poderes del Estado’ o una conjunción astral de todos los cenáculos de la capital a día de hoy no se hayan tomado en serio lo que está pasando aquí y hagan exactamente lo mismo que están haciendo Artur Mas y los suyos. Comprar voluntades.

¿Qué no suena bonito? Pues no, pero las guerras no se ganan repartiendo flores. Y muchos catalanes influyentes que se han vuelto ‘indepes’ de la noche a la mañana no lo han hecho gratis. Unos les han pagado la tarifa. Si CDC ha cerrado ambulatorios en el área metropolitana pero nunca ha faltado dinero para la causa del ‘procés’ no seamos tontos y busquemos fórmulas para no seguir perdiendo batalla tras batalla.

Señores de los ‘poderes’ centrales. Hagan bote. Junten ochenta, noventa o cien millones de euros cada año y hagan lo que hacen los independentistas. No lo hagan por patriotismo si no quieren, háganlo por mantener sus ‘dominios’ en orden. Pero dedíquense al noble arte de untar.

Pongamos ejemplos. Cualquier lector de El Periódico ha visto el giro que ha tenido en los últimos años, que ha pasado de ser un medio proto-socialista a uno en el que la nómina de columnistas ‘indepes’ se ha convertido en una de los puntales de la línea de opinión del diario.

En un medio como El Periódico, que nunca había sido independentista, nos encontramos que el director de la edición digital es ‘indepe’, que es muy legítimo, pero la mayoría de sus lectores no lo son. O no lo eran, porque a este paso los acabarán convenciendo.

Sigamos. El director adjunto fue el que puso Esquerra a dirigir la secretaria de Medios de Comunicación de la Generalitat durante el Tripartito. A estos dos dirigentes periodísticos los de la tercera vía les deben parecer unos lerrouxistas. Y algunos columnistas están a su mismo nivel. Insisto, todo muy legítimo, pero…

¿Verdad que en el Punt Avui o en el Ara no veremos a un director adjunto cercano a Ciudadanos o un director de la edición digital del PSC sector Celestino Corbacho? ¿Por qué los ejemplos en el sentido contrario son tan numerosos? Los ‘indepes’ han sido listos, y los constitucionalistas nos hemos dejado comer el terreno una y otra vez.

Pues lo que hay que hacer es decirles a los dueños de El Periódico, que están tiesos porque su grupo editorial tiene más agujeros que glorias, el “¿Qué os ha dado Artur? Aquí tenéis el doble”. No sé si la entrada de los Lara en el capital de este medio irá en esa línea (recordemos como ya tuvieron parte de la propiedad del Avui, así que tengo mis dudas). Si no lo es, que venga otro y lo haga.

Lo mismo para Godó. Está claro que se ha pasado del ‘hooliganismo’ de Antich a cierta postura templada en la etapa Carol. Pero las medias tintas no valen en la fase actual de confrontación política que vivimos en Cataluña. Insisto, si en TV3, RAC-1, Ara, Punt Avui, Punt Avui TV y muchos otros medios no tienen complejos a la hora de ser monocolores en su línea editorial y de opinión, nosotros debemos jugar a lo mismo. Sin disimular. Ellos no lo han hecho, han ido directos y con la pasta por delante.

“¿Señor Conde? ¿Cuánto gana con lo que directa o indirectamente le pasa la Generalitat? Pues aquí hay unas empresas muy simpáticas que le van a dar más. Eso sí, me va a cambiar a estos tertulianos por estos. Y oiga, lo de la manifestación de la Meridiana lo cubre, porque es una noticia, pero el día que pase y la jornada previa, pera nada de dos meses antes cada día cinco veces diarias en radio, tele, digital y papel. Y nada de fotos épicas, haga como hacen los ‘indepes’ en sus medios cuando cubren las ‘manis’ de constitucionalistas, busquen a los frikis más frikis y los pone en portada”.

Hay medios locales, gratuitos de papel que parece que no importan pero que en sus barrios o ciudades son muy seguidos, que cuando hablan de España en sus artículos de opinión o editoriales, es para hablar mal. Y del ‘procés’ todo es maravilloso. ¿Por qué no se favorecen la creación de periódicos que defiendan el constitucionalismo en Cataluña? ¿Qué no tendrían lectores? Los mismos que los otros, lo que es gratis la gente lo pilla. Lo que pasa es que ‘ellos’ lo tienen claro y subvencionan y ponen publicidad y nosotros seguimos en el limbo.

Los digitales. ¿Cuántos periódicos digitales nacionalistas, soberanistas e independentistas hay en Cataluña? ¿Y constitucionalistas hechos desde Cataluña? El que ustedes están leyendo ahora mismo y alguna excepción honrosa más. ¿Es normal? ¿Nadie excepto yo ve que no es de recibo que los ‘pro-procés’ controlen prácticamente todos los medios de aquí?

Las radios catalanas, lo mismo. Controlan los principales programas despertador de ámbito catalán, los espacios de humor… Vamos, los que la gente escucha, y como son “simpáticos”, sus mensajes van calando.

¿Creen que les va ir mejor en una Cataluña independiente fuera de la UE y con un mercado español hostil a sus productos?

Joder, y perdonen el taco. Pero es que los independentistas lo han hecho muy bien. Se lo han creído, han trabajado desde hace más de treinta años y han conseguido crear un clima en el que parece que todos los catalanes estamos en el rollito del ‘procés’. Vale, usted y yo sabemos que es mentira pero el ‘nacionalismo ambiente’ nos envuelve a todos. Y muchos, aunque no se adhieran a esa causa, callan por comodidad, porque es lo que toca, o para no meterse en ‘problemas’.

Si los de Esquerra han creado la patochada de ‘Súmate’, nosotros ya deberíamos estar untando a alguien para crear los ‘Trabucaires per la Constitució espanyola’ o ‘Els Minyons de la Princesa de Girona’. Es que es así. Es que si nos quedamos mirando al limbo y quejándonos de TV3 y de Artur Mas nos van a ganar. Porque ellos lo tienen claro y no les importa gastar el dinero que deberían destinar a hospitales o a pagar a los farmacéuticos. No importa, ya cobrarán cinco meses tarde, pero para el ‘procés’ que no falte de na, de na, de na…

Y lo mismo que digo de ‘Madrid’ lo digo de los empresarios ‘tibios’ catalanes, que no les gusta lo del ‘procés’, pero que por si las moscas no me meto. Pues no se meta, y no piense en el tema. Pero si ganan, y su empresa acaba valiendo la mitad cuando estemos fuera de la Unión Europea, luego no se queje.

Como ven, no les doy argumentos basados en los lazos entre pueblos o en la adscripción a un proyecto común que ha durado centenares de años. Eso queda para nosotros, los bobos que somos sentimentales. Les hablo de pasta. ¿Creen que les va ir mejor en una Cataluña independiente fuera de la UE y con un mercado español hostil a sus productos? Pues ayuden a evitarlo. Con dinero. Y a ayudar a los que quieren una Cataluña integrada en el proyecto común español. Y a remontar. Que si han convencido a un millón de personas en tres años, también lo podemos conseguir nosotros.

Artículos anteriores
¿Quién es... Sergio Fidalgo?
Sergio Fidalgo
Tras licenciarse en Periodismo e Historia, comenzó su carrera como redactor erótico ('La guía del sexo'). De ahí pasó a la prensa deportiva (BiB, As, 23 perico y La Grada) y a la política (E-notícies). Ha publicado media docena de libros sobre el RCD Espanyol, uno de poemas de gasolinera ('Antología patética') y tres sobre bares de Barcelona ('Las bravas del Tomás' y 'Barcelona on the rocks' -1 y 2-).
Comentar