Alemania echa un jarro de agua fría, pese a la buena reacción de las bolsas y de la prima de riesgo

Wolfgang Schäuble, el ministro de Finanzas de Angela Merkel, considera que el Gobierno de Syriza no respeta las instituciones europeas y tampoco acaba de hablar claramente sobre sus últimas intenciones.

2 min
Los ministros de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schäuble, y de Grecia, Yanis Varoufakis
Redacción
Miércoles, 1.07.2015 12:59

Las bolsas europeas, que ya habían abierto en positivo esta mañana, han marcado unas subidas considerables tras conocerse la carta de Atenas en la que el Gobierno griego acepta la última propuesta del Eurogrupo. Lo mismo ha ocurrido con la prima de riesgo de la mayor parte de los países europeos: la española se ha reducido un 7%, como la italiana, frente a la caída del 8,5% de la de Portugal.

Sin embargo, Alemania ha echado un jarro de agua fría al optimismo generado por la nueva propuesta del Gobierno griego. En palabras de su ministro de Finanzas, Alexis Tsipras no habla con claridad y, por tanto, hay pocas posibilidades de llegar al consenso.

Ahora, un cambio de actitud

Wolfgang Schäuble ha subrayado este mediodía que no puede haber acuerdo con Grecia mientras Atenas "no cambie de actitud" hacia las instituciones. De todas formas, asegura que las condiciones para un hipotético nuevo rescate del país heleno serían diferentes y se someterían necesariamente a la aprobación del Parlamento de Alemania.

"No puede haber acuerdo si no cambia la actitud de Grecia hacia las instituciones". En su opinión, la última carta remitida de Tsipras no aporta claridad.

Más claridad

"La segunda carta de Tsipras no ha aportado claridad (...) No hay una base para una negociación seria, pero siempre estamos abiertos para discutir", añadió en rueda de prensa el ministro germano.

La situación actual "completamente nueva", en referencia a la convocatoria de un referéndum el próximo domingo en el país heleno, subrayando que existen rumores "incluso de cancelación" de la consulta.

“Necesitamos saber cuál es la situación". Grecia, "hasta el momento", no ha cumplido sus obligaciones y ha impagado los créditos del FMI. Si quiere seguir recibiendo las ayudas pendientes "debe cumplir las condiciones de los acreedores".