Colau suspende su primera encuesta tras asumir la alcaldía de Barcelona

Los barceloneses otorgan a la líder de Barcelona en Comú una nota de 4,6 sobre 10 en su primer mes al frente del gobierno municipal, según un sondeo de La Vanguardia.

2 min
Lunes, 13.07.2015 03:13

La nueva alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, no empieza con buen pie su mandato al frente de la ciudad: la primera encuesta que se ha realizado después de haber asumido el cargo le otorga un suspenso.

En un sondeo realizado por Feedback para La Vanguardia entre el lunes y el jueves pasado, los catalanes puntúan a la líder de Barcelona en Comú con un 4,75 sobre 10 tras un mes como alcaldesa, mientras que si se tienen en cuenta únicamente a los residentes en Barcelona, la nota desciende hasta el 4,60.

Este sondeo difiere de la encuesta municipal

Estos datos se sitúan claramente por debajo de la encuesta postelectoral encargada por el Ayuntamiento de Barcelona y presentada el viernes pasado, que le otorgaba una puntuación de 5,8 sobre 10.

Sin embargo, cabe tener en cuenta que ese sondeo se realizó entre el 26 de mayo y el 8 de junio, unos días antes de su investidura y de que adoptase las primeras medidas al frente del ayuntamiento, que han generado más de una polémica.

Empeora la imagen de Colau tras asumir la alcaldía

El sondeo de La Vanguardia indica que una mayoría de los catalanes ve con buenos ojos el apoyo de ERC y PSC a la investidura de la ex líder de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca.

También refleja que para un 39,7% (43,7%, si solo se tienen en cuenta los residentes en Barcelona) de los entrevistados la imagen de Colau ha empeorado tras sus primeras decisiones como alcaldesa (especialmente en el caso de los simpatizantes del PP y de CiU), mientras que un para un 27,9% (26,4% en Barcelona) ha mejorado.

Los ámbitos en los que Colau genera más expectativas positivas son los de movilidad urbana, asfaltado de calles y limpieza. En cambio, los mayores temores que genera el nuevo gobierno municipal apuntan a la seguridad ciudadana, la imagen exterior de Barcelona, la atracción de nuevas inversiones y la relación con la Generalitat. Además, es significativo que solo el 15,8% de los encuestados confíen en que las ayudas sociales mejoren sustancialmente.