Duran se preocupa por la malas compañías de Mas

El líder democristiano recoge los temores de la vieja guardia de CDC para atraerlos hacia Unió el 27S

2 min
El líder de UDC, Josep Antoni Duran i Lleida
C.B.
Miércoles, 29.07.2015 02:00

En las bases más tradicionales de CDC existe el temor de que ERC pueda traicionarlos el 28S y aliarse con la izquierda, si el independentismo no alcanza la mayoría absoluta en los comicios. Un temor del que es plenamente consciente el líder de UDC, Josep Antoni Duran Lleida. Que no duda en explotarlo en provecho propio.

Este mismo martes, en una entrevista en RAC1, Duran ha pronosticado que CDC "se quedará sola" el 28S, porque ERC "tiene un gran interés en pactar con la fuerza política que está en el Ayuntamiento". Duran aludía al pacto ente republicanos y BComú en Barcelona, y al hecho de que la formación de Ada Colau está participada por ICV-EUiA y Podemos, a quienes señala así como futuros aliados de ERC.

Manifestaciones de este estilo han venido siendo habituales en Duran en las últimas semanas. En un tono que evita siempre criticar directamente a CDC, y que más bien sugiere preocupación por los nuevos compañeros de viaje que ha elegido. Y con clara intención de atraer hacia sí a los votantes más tradicionales de CDC.

Lo advierte en sus epístolas

Así, en su última carta semanal a los militantes de Unió, Duran avisó de que con Junts pel sí "no estamos en la lista del 'president'. Argumentó que, aun en caso de victoria, "ni siquiera está garantizado" que Mas sea president, porque "el acuerdo no lo dice".

En una línea parecida se manifestó en su carta anterior, hace dos semanas. "CDC finalmente colocará personas en las listas, pero la batalla de las ideas la ha ganado ERC", opinó. E incluso en su epístola de hace tres semanas, cuando aun no estaba cerrada la lista de Junts pel sí.

"CDC, ERC y CUP están dispuestos a ir juntos a las elecciones bajo el mismo paraguas. No se sabe cómo lo quieren hacer, pero sí están dispuestos a hacerlo. No sólo CDC con ERC, como ya sabíamos, sino también con la CUP. !Increíble, pero cierto!", exclamó entonces.