El Ayuntamiento evita concretar las cifras de la deuda de la Generalitat

Colau exhibe un cierto acuerdo con Mas para la deuda reconocida, pero el consistorio rehuye hablar de cantidades totales.

3 min
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el presidente de la Generalitat, Artur Mas, este jueves en el Palau de la Generalitat
Carles Bellsolà
Viernes, 31.07.2015 02:00

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha mostrado como un éxito el relativo acuerdo que ha alcanzado este jueves con el president Artur Mas en relación a la deuda de la Generalitat con el consistorio. Pero el Ayuntamiento sigue sin querer concretar las cifras concretas de esta deuda, más allá de las modestas cantidades que ha arrancado hoy de Mas.

Tras la reunión que han mantenido ambos este jueves, Mas se ha comprometido con Colau a reconocer 20 millones de deuda con el Ayuntamiento por la Ley de Barrios, que se pagarían durante 2016. Esta cantidad debe sumarse a los 35 millones reconocidos por la Generalitat como deuda ya vencida, según ha explicado la propia Colau.

Emplazan a septiembre para conocer las cifras

La cifra total negociada hoy, 55 millones, se refiere por tanto solo a deuda vencida y reconocida por la Generalitat, y no a la deuda total. El consistorio ha declinado precisar más las cifras a CRÓNICA GLOBAL. Ha recordado que Colau ha emplazado a la comisión mixta Ayuntamiento-Generalitat que se tratará de esta cuestión en la primera semana de septiembre, y en la cual se ofrecerá una "foto fija" de la deuda. Y ha precisado que la alcaldesa quiere huir del "baile de cifras" hasta entonces. Un baile de cifras que ha sido constante últimamente.

En el último pleno municipal extraordinario sobre la deuda, celebrado en vísperas de las elecciones, el anterior equipo de gobierno dio una cifra total de 114 millones de deuda. Pese a que dos meses antes hablaba de 90 millones. Anteriormente, socialistas y populares habían elevado aun más la cantidad, hasta los 300 y 350, respectivamente.

BComú pidió una auditoría de la deuda

La polémica sobre la cantidad real de la deuda, de hecho, también era una preocupación de Colau antes de las elecciones. El mismo día en que se celebró el pleno extraordinario, Barcelona en Comú propuso llevar a cabo "una auditoría" de esta deuda. Con el objetivo de "determinar la cifra exacta", y especificar que partes de esta cifra corresponden a "deuda vencida, deuda no vencida, inversiones comprometidas pero no hechas" y otros conceptos. "Una vez determinada la cifra, hay que pactar el pago en plazos razonables", añadía entonces la formación de Colau.

Una cifra que el Ayuntamiento evita de momento dar. Sea porque todavía no la ha determinado, o sea por posibles negociaciones políticas con Mas. En este sentido, son significativos los otros acuerdos que ha destacado hoy Colau de su reunión con Mas: el apoyo de este a la unión de ambos tramos del tranvía -que ha causado la irritación en el grupo municipal de CiU-, y una promesa de acelerar la llegada de la L9 del metro a la Marina del Port Vell y la Zona Franca -algo que recoge el programa electoral de BComú-.

No menos significativa ha sido la promesa de "absoluta lealtad institucional" que ha hecho Colau hoy a Mas. Así como su crítica a la "actuación arrogante y prepotente" del "antidemocrático" Gobierno de Rajoy, "que impide algo tan básico como el derecho a decidir", según ha recalcado la alcaldesa.