Solo la CUP vota en contra

El 'convergente' Pere Vila, nuevo presidente de la Diputación de Gerona

Ha sido investido con 26 de 27 votos posibles, en una diputación con una muy amplia mayoría nacionalista. Sucede a dos presidentes de UDC objeto de polémica.

2 min
El nuevo presidente de la Diputación de Gerona, Pere Vila -el segundo de la primera fila- junto al resto de diputados de la institución.
Redacción
Miércoles, 1.07.2015 17:34

CDC recupera la Diputación de Gerona. Una corporación que, de hecho, siempre ha estado gobernada por CiU. Y más concretamente, casi siempre por presidentes de CDC. Pero que en el último mandato -y fruto del reparto de cargos entre CDC y UDC dentro de la ya rota federación de CiU-, estuvo en manos democristianas.

El nuevo presidente de la Diputación de Gerona será el alcalde de Llançà y presidente provincial de CDC, Pere Vila, que ha sido elegido prácticamente por unanimidad: solo ha recibido un voto en contra.

Vila ha sido investido presidente este miércoles en el pleno de constitución de la diputación, con el voto a favor de los 14 diputados del grupo de CiU -ocho de CDC y cuatro de UDC-, los ocho de ERC, los tres del PSC y la representante de Independents de la Selva. Solo ha votado en contra de la investidura de Vila el diputado de la CUP.

Pese a la apabullante mayoría obtenida, la elección de Vila ha sido de todo menos plácida. En un primer momento, tras las elecciones municipales del 24 de mayo, que dieron la mayoría absoluta a CiU en la diputación, CDC y UDC protagonizaron un tira y afloja por cuál de los dos partidos ostentaría el cargo. Una disputa que se zanjó cuando saltó por los aires la federación de CiU. Posteriormente, dentro de CDC hubo también sus más y sus menos, con hasta cuatro nombres que han estado sonando hasta el último momento, y una decisión final a favor de Vila -hombre de partido, en cuanto que presidente provincial de CDC- que se ha tomado desde la calle Còrsega de Barcelona.

Sucede a dos polémicos presidentes de UDC

El nuevo presidente de la Diputación de Gerona -que ya formó parte de la corporación entre los años 2009 y 2013, y es alcalde de Llancà desde 2003- sucede en el cargo a dos representantes de UDC, Joan Giraut y Jaume Torramadé. Este último, investido tras las elecciones de hace cuatro años, fue protagonista de una intensa polémica tras ser denunciado por acoso sexual por una asesora suya, a quién él denunció igualmente, por difamación. Torramadé dimitió de su cargo, justamente a consecuencia de este escándalo, en 2013.

Aunque no tan polémica, tampoco fue especialmente tranquila la presidencia de Giraut, que recortó atribuciones a su jefe de protocolo después de que este denunciara un supuesto absentismo laboral de los cargos de UDC en la institución, y que fue imputado tras denunciarlo su subordinado por estos hechos.