Ayuntamiento de Barcelona

El pleno rechaza la rebaja de sueldos que propuso Colau

CiU, C's, PSC y PP imponen su mayoría y mantienen congeladas las remuneraciones de los concejales.

2 min
El líder del Grupo de CiU en el Ayuntamiento de Barcelona, Xavier Trias
Redacción
Martes, 14.07.2015 15:07

El primer pleno presidido por Ada Colau en el Ayuntamiento de Barcelona se ha saldado con una sonora derrota de la alcaldesa. Parte de la oposición -CiU, C's, PSC y PP- ha impuesto su mayoría para rechazar la propuesta de Colau de rebaja de sueldos a los concejales. En contrapartida, BComú ha conseguido la mayoría en los consejos de administración de las empresas municipales. Excepto en la mayor de ellas.

Los grupos municipales de CiU, C's, PSC y PP, que suman 22 de los 41 concejales del consistorio, han aprobado una enmienda al cartapacio municipal que rechaza la propuesta de rebaja de sueldos planteada por el equipo de gobierno la semana pasada. Colau propuso rebajarse su propio sueldo un 27%, y reducciones de entre el 24% y 15% para el resto de concejales -excepto los de la oposición sin cargo alguno-.

CiU, C's, PSC y PP han rechazado los recortes argumentando que ya hubo reducciones de sueldo en en 2008, 2010 y 2012. Con sus votos, el pleno ha aprobado mantener congelados los sueldos. La excepción es el de la propia Colau. Su predecesor, Xavier Trias (CDC) tenía una remuneración de 109.000 euros brutos anuales. Este sueldo debe recortarse obligatoriamente porque sobrepasa el límite de 100.000 euros que fija la ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local (LRSAL) aprobada por el Gobierno en 2013.

Solo se reduce el sueldo de Colau

Con esta decisión, el sueldo de Colau quedará en estos 100.000 euros brutos anuales que fija la LRSAL. El de los tenientes de alcalde y portavoces del gobierno municipal será de 98.192. Los presidentes de grupo municipal cobrarán 92.600. Los concejales del equipo de gobierno y los portavoces de la oposición, 84.532, y los concejales de la oposición sin otros cargos, 56.387.

A los bolsillos de Colau y sus concejales, no obstante, llegará menos dinero. Según su código ético, BComú se autoimpone una remuneración máxima de 2.200 euros mensuales, lo que equivale a unos 42.500 euros brutos anuales. La diferencia entre este límite y su sueldo prevén destinarla a entidades de la ciudad.

Los otros dos grupos del pleno, ERC y la CUP, se han abstenido. Ambos estaban de acuerdo en rebajar los sueldos, pero pedían un recorte aun mayor. ERC quería extender la rebaja a otros cargos municipales. La CUP exhibía su propio código ético, que limita sus sueldos a 1.600 euros mensuales

Comentar