Tacticismo para el 27S

El viraje a la izquierda de CDC

Rull ve ahora "elementos inaceptables" en el TTIP, el tratado de libre comercio con los EEUU que CiU apoyó junto a PP, PSOE, C's y UPyD

4 min
El número 2 de CDC, Josep Rull, en un acto del partido sobre el TTIP, este miércoles
Carles Bellsolà
Miércoles, 29.07.2015 18:52

CDC está escenificando un cierto viraje a la izquierda de cara a las elecciones del 27S. Un viraje que tiene como claro objetivo arañar votantes potenciales compartidos entre su lista independentista, Junts pel sí, y la de la izquierda alternativa de ICV-EUiA y Podemos, Catalunya sí que es pot. Y que ha tenido varias manifestaciones en los últimos días. Desde la inclusión en su lista -incluso en el número 1- de candidatos provenientes de la izquierda, hasta declaraciones que hubieran resultado sorprendentes hace solo unas semanas, como que CDC "siempre ha sido de centroizquierda". Y con una significativa corrección -a medias- del apoyo convergente al TTIP, el polémico tratado de libre comercio que está negociando la UE con los EEUU, y que rechaza frontalmente la izquierda alternativa.

El encargado de visualizar este nuevo matiz ha sido el numero dos de CDC, Josep Rull. En un acto del partido este miércoles sobre el tratado, ha precisado que CDC sigue apoyando el TTIP, porque representaría un "estímulo económico" para las empresas, y un aumento "de medio punto o un punto" del PIB europeo. Pero también ha admitido que el tratado presenta sombras.

"Elementos inaceptables" en el tratado

Rull ha advertido sobre "elementos inaceptables" de la "letra pequeña" del tratado. Ha asumido como propia la principal queja de la izquierda sobre el TTIP, el recurso al arbitraje para los conflictos entre empresas y gobiernos. En este punto, y también repitiendo argumentos de la izquierda, ha alertado de que "las multinacionales quieren tener la capacidad de aplicar mecanismos extrajudiciales para evitar las normativas que los perjudiquen".

El dirigente de CDC ha llamado a "seguir negociando" el tratado para preservar "las conquistas europeas en bienestar o salud". "No se pueden subordinar los objetivos europeos vinculados a la protección de la salud, de la seguridad y del medioambiente, a los 120.0000 millones de euros" ha dicho, aludiendo al incremento del PIB europeo que calcula tras aplicarse el tratado. "Hay oportunidades pero también hay amenazas", ha concluido.

La negociación, "contra los intereses de Cataluña"

Rull también ha aportado argumentos en clave independentista. Concretamente, ha afirmado -y lamentado- que Cataluña no tiene voz propia en la negociación del TTIP. Y que el Gobierno central "defiende posiciones en contra de los intereses de Cataluña" en esta negociación.

Ninguno de estos peros al TTIP impidieron que los diputados de CDC -aun como CiU-, votaran tanto en el Congreso como en el Parlament a favor del tratado. No solo eso, sino que votaron en ambas ocasiones en contra de realizar un referéndum sobre su ratificación. Y lo hicieron alineándose con sus máximos adversarios en relación al proyecto independentista.

CiU, con PP, PSOE, UPyD y C's a favor del TTIP

En mayo del año pasado, el Congreso rechazó con los votos de PP, PSOE, CiU y UpyD una moción del grupo de la Izquierda Plural -en el que participa ICV-EUiA- que rechazaba el tratado e instaba a la Cámara a promover un referéndum para ratificarlo. En enero de este año, más de lo mismo. El Parlament rechazó, con los votos de CiU, el PP y C's, y contra el resto de la Cámara, una moción de la CUP muy similar, que también pedía rechazar el tratado y someterlo a referéndum.

En el debate en el Congreso, el diputado convergente Jordi Xuclà alabó el tratado porque fortalece "el libre comercio en el mundo libre". Xuclà también ha advertido en ocasiones que la negociación sobre el TTIP ha de "preservar nuestro modelo social", pero destacar tanto las "sombras" del tratado como ha hecho hoy Rull.

Aun menos pegas ve el eurodiputado de CDC Ramon Tremosa. En la campaña de las europeas, también en mayo del año pasado, dijo lo siguiente sobre el controvertido sistema de arbitraje ante el cual ha advertido hoy Rull: "Es un mecanismo que ha permitido multiplicar el comercio internacional en el mundo".

Comentar