precampaña electoral

Riesgo de fractura en Podemos ante el temor de que Catalunya sí que es pot apoye una DUI

Los críticos del partido de Iglesias en Cataluña, alarmados ante la posibilidad de que la cúpula oficialista se sume al bloque independentista

3 min
Miembros de Podemos Unidos en la dirección de Podemos de Cataluña
Laura Fàbregas
Viernes, 31.07.2015

La apuesta por nuevos candidatos y la confluencia entre distintas fuerzas son dos de los ejemplos más paradigmáticos de lo que impone el nuevo escenario político catalán de cara al 27S. En algunos casos, como el de la candidatura Catalunya sí que es pot --formada por Podemos, ICV y miembros de Procés Constituent--, la aceptación de algunos enunciados de carácter nacionalista puede conllevar, paradójicamente, un elevado coste político. O, al menos, así lo creen algunos miembros del partido de Pablo Iglesias.

La corriente crítica de Podemos --Podemos Unidos-- ve muy probable que los diputados de Podem e ICV apoyen una eventual declaración unilateral de independencia (DUI), sumándose así al plan secesionista promovido por las fuerzas nacionalistas y conformando una mayoría pro secesionista en el Parlament.

Votantes no nacionalistas

Enric Martínez, portavoz del sector Podemos Unidos, es una de los voces más críticas con la línea política de la actual cúpula y advierte de que la dirección del partido puede "aprovecharse" de "votantes no nacionalistas" para tirar adelante el proyecto rupturista. Asimimo, considera que esta alianza "parece un burdo intento de engaño" y les recuerda que "la inmensa mayoría de los votantes de Podemos en Cataluña no son nacionalistas".

Los críticos de Unidos no dudan en señalar que el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, hace de "aprendiz de brujo" en Cataluña jugando a un "muy irresponsable aventurerismo político que sólo empeora las cosas".

Adhesiones a la AMI

Además, denuncian que "nada y guarda la ropa" por cuanto Podemos es corresponsable de la elección de alcaldes de CUP y ERC en ciudades tan poco nacionalistas como Badalona, Sabadell y Terrassa, así como de la adhesión a la Associació de Municipis per la Independència (AMI) de Castelldefels, Terrassa y, próximamente, Badalona.

Podemos Unidos --que ha participado en todos los procesos electorales internos de Podemos-- aprecia además "profundas contradicciones" en la política de Iglesias. Ve incoherente que, por una parte, el líder de la formación lila haya reivindicado en diversas ocasiones su "patriotismo español" y, en cambio, por otra parte, muestre su apoyo a la "Declaración para el cambio social y político en Cataluña", con la que se quiere justificar la coalición con ICV-EUiA.

Una cúpula que participó en el 9N

Otro de los puntos que destacan es que tanto los candidatos de ICV como los de Podemos participaron en el simulacro de consulta secesionista del pasado 9N. Es el caso de Dante Fachín, Àngels Castells, Jessica Albiach y Marc Bertomeu.

Por si fuera poco, el cabeza de lista consensuado, Lluís Franco Rabell, ha sido miembro de los partidos nacionalistas POR y Revolta Global, ha declarado a la prensa que votó SÍ-SÍ el 9N porque se "lo pedía el cuerpo", y ha manifestado que volvería a hacerlo.

Las dos almas de Podemos

Las diferencias entre los dos núcleos de Podemos se han acentuado a partir de la declaración de Catalunya sí que es pot que cristalizaba el acuerdo para concurrir a los comicios del 27S de forma conjunta.

Ahora, a sólo dos meses de las elecciones autonómicas, Podemos Unidos se distancia de la postura oficial y hace un llamamiento tanto a la cúpula como a las bases del partido para no caer "en la trampa nacionalista".

Comentar