Precampaña del 27S

Izquierda e independentistas se pelean por sus votantes comunes

Catalunya sí que es pot recalca su soberanismo para recoger votos independentistas. Desde la lista de CDC y ERC llaman a sus rivales a "trabajar" juntos

3 min
Los candidatos de Catalunya sí que es pot, Lluís Rabell, y de Junts pel sí, Raül Romeva, en un fotomontaje
Carles Bellsolà
Lunes, 27.07.2015 20:57

La lista conjunta de CDC, ERC y las entidades independentistas, Junts pel sí, y la candidatura de confluencia de ICV-EUiA y Podemos, Catalunya sí que es pot, comparten un cierto caladero común de votantes. Y luchan enconadamente por ver quién tiene más éxito en la pesca.

Hay varios elementos que demuestran no solo que ambas listas tienen posibles votantes compartidos, sino que sus dirigentes priorizan dar la batalla por ellos. De algunos detalles de las encuestas a la propia composición de las candidaturas. Pasando por el cruce de declaraciones, especialmente significativo en las últimas horas.

Rabell pide el apoyo de ERC

El candidato de Cataluña sí que es pot, Lluís Rabell, se ha descolgado este lunes lanzando claramente el anzuelo en aguas de ERC. "Es imposible configurar una mayoría social de progreso sin una representación como la que significa ERC", ha declarado en una entrevista en la Cadena Ser. Dejando caer, además, la posibilidad de que los diputados republicanos opten por él, y no por Artur Mas, en la investidura. "Veremos si lo hacen president", ha dicho.

Desde ERC se ha negado enseguida esta posibilidad. "Nos encantaría que Catalunya sí que es pot se incorporara a las fuerzas del sí, pero hoy no está", ha señalado el portavoz del partido, Sergi Sabrià. Quien, no obstante, no ha escatimado piropos a la lista de Rabell. "Tenemos muchos puntos en común, y a nosotros nos gusta más destacar estos puntos en común", ha afirmado. Sabrià, además, ha invitado a Catalunya sí que es pot a "trabajar" con ellos a partir del 28S en la "construcción" de la futura "república" catalana a la que aspiran.

También este lunes, la número 2 de Junts pel sí, la ex líder de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) Carme Forcadell, ha lanzado la caña hacia la izquierda. En concreto, hacia los simpatizantes de Procés Constituent, formación que estuvo negociando integrarse en la lista de ICV-EUiA y Podemos, hasta que les dio calabazas este fin de semana. Forcadell ha asegurado que "muchos" de los seguidores de Procés Constituent pueden sentirse "muy identificados" con Junts pel sí, y acabar votándoles.

Un izquierdista con Mas, un 'sí-sí' con Podemos

La naturaleza de los números 1 de cada lista también habla claro de la voluntad de arañar votantes rivales. La candidatura independentista de Mas y Junqueras situó a un hombre proveniente de ICV, que había criticado repetidamente las políticas de austeridad de los últimos años -incluso las de Mas-. Y la lista de la izquierda ha optado por alguien que, aunque practica la ambigüedad y evita proclamarse como independentista, votó 'sí-sí' el 9N, y ha participado activamente en campañas a favor de la independencia.

En este sentido, Rabell ha recalcado hoy mismo que su lista apuesta por el concepto del "derecho a decidir". Y lo ha hecho utilizando a los socialistas, a quienes ha criticado por haber "evacuado" de su programa este "elemento democrático fundamental para configurar una mayoría social" en Cataluña.

Los primeros datos demoscópicos también confirman estos vasos comunicantes. Según la encuesta que publica este lunes La Razón, un 8,3% de los votantes de Catalunya sí que es pot votaron en los anteriores comicios a ERC, mientras que un sorprendente 4,5% proviene de CiU. La lista de ICV-EUiA y Podemos también recibiría voto de la CUP (5,6%). En total, un nada despreciable 18,3% de posibles votantes que vienen del independentismo. Un porcentaje suficientemente importante como para justificar determinados movimientos filoindependentistas en la lista de la izquierda.

Comentar