Cotización Ibex 35
Memoria consejo de cámaras de cataluña

La economía catalana tardará tres años en recuperar los empleos de 2009

La expansión del PIB avanza a mejor ritmo y volverá a niveles precrisis en 2016

3 min
Evolución del avance del PIB según el Consell General de Cambres de Cataluña
Redacción
Viernes, 10.07.2015 14:39

La destrucción de la ocupación por la crisis en Cataluña ha sido tan acusada que, a pesar de que el PIB avance a ritmos superiores al 3%, se tardarán tres años en recuperar los niveles de empleo de 2009. Así lo manifiesta la Memoria Económica de Cataluña 2014, presentada este viernes por el Consell General de Cambres catalán.

El informe estima que la economía catalana “podría recuperar el nivel de ocupación de 2009 en 2018 y el de 2007 en el 2012”. Todo ello, “si se cumplen las previsiones oficiales actuales” y no aparecen nuevos elementos que distorsionen la previsión del avance del PIB.

Crecimiento del PIB acelerado

La estimación del consejo de cámaras catalán sobre la evolución alcista de la economía catalana es más optimista. El documento indica que el avance se ha “acentuado en el primer trimestre de 2015, superando en más de un punto y medio el crecimiento registrado en la zona euro”.

Pronostica que se cierre el ejercicio en cursos con una expansión del PIB local que supere el 3% y que se recuperará el volumen de 2007 el próximo año. La economía catalana cerró 2014 con un volumen el 6% inferior al que se tenía antes de la crisis.

2014, un año de inflexión

Con todo, la institución presidida por Miquel Valls afirma que 2014 fue el año de inflexión, el primero desde 2007 en que el crecimiento de la actividad se ha unido a la generación de empleo.

Existen varios factores que han impulsado este fenómeno: el buen momento de las exportaciones y el turismo; la contribución del sector servicios por encima de la industria; la reactivación del consumo privado (el 55% del PIB) y la mejora de los resultados económico y financieros de las empresas catalanas.

Recuperación de la construcción

El consejo de cámaras catalán certifica que el “cambio de expectativas favorece un nuevo ciclo inversor”. Las inyecciones de capital crecieron el 10% el pasado ejercicio, el mayor registro desde 2007. Incluso avanza en el sector que más ha sufrido la recesión en España: la construcción.

El número de nuevas viviendas iniciadas aumentó el 15% en 2014, el primer dato positivo en siete años. Aún está a años luz del punto álgido de la burbuja, en términos absolutos incluso se queda lejos del periodo anterior a su momento de expansión máxima, pero se trata de una gran noticia para las cámaras catalanas. Especialmente, por el impacto que tiene sobre la creación de puestos de trabajo entre los perfiles profesionales de más difícil recolocación.