rechazo a una quita de la deuda griega

La OCDE insta al próximo Gobierno español a seguir con las reformas

El secretario general de la institución afirma en RNE que la reactivación económica responde muy directamente a los cambios, especialmente los laborales, que ha introducido el Ejecutivo de Mariano Rajoy.

2 min
El secretario general de la OCDE, el mexicano Ángel Gurría, en una imagen de archivo
Redacción
Lunes, 20.07.2015 11:04

El Organismo para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha defendido a capa y espada la política económica emprendida por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Las elecciones generales se convocarán antes de finalizar el ejercicio y, ante esta tesitura, la institución avisa: abandonar las reformas no es un debate que deba estar sobre la mesa del próximo Ejecutivo.

Ha sido el secretario general del organismo, el mexicano Ángel Gurría, quien ha avisado de que abandonar los ajustes pone en peligro la reactivación económica del país. “España crea 700.000 empleos con un crecimiento relativamente modesto (…) la diferencia son las reformas”, declaró en una entrevista a RNE.

Asumir el coste político

Gurría aplaudió que el Gobierno del PP asumiera el “coste político” de haber emprendido las reformas “sobre todo laborales”.

La OCDE, igual que otras instituciones como el FMI, teme de las consecuencias del auge de partidos como Syriza o Podemos por su oposición radical al programa de ajustes que se ha aplicado en los países del sur de Europa para superar la gran crisis.

“Las reformas son un estado de ánimo”, apostilló el mandatario tras su defensa a ultranza de estos programas para la reactivación económica de los países.

Tercer rescate griego

Con todo, el secretario general de la OCDE incidió e que “no se puede comprar a España con Grecia”. Respecto a la crisis helena, Gurría expresó la “sensación de alivio” al llegar al rescate, aunque se tardara demasiado, según su punto de vista.

También dio su apoyo a la negativa tajante de la canciller alemana, Angela Merkel, a aplicar una quita al valor nominal de la deuda griega. Gurría se mostró de acuerdo en aligerar la carga del país mediante el alargamiento de los plazos y de los períodos de carencia, sin tocar nada más.
Comentar