La presión de ERC y Òmnium fuerza a CDC a abrirse a una lista única sin Mas

CDC se declara abierta a cualquier propuesta para articular "el mejor proyecto para alcanzar la mayoría parlamentaria" del independentismo el 27S.

5 min
La portavoz de CDC, Carme Conesa, junto al presidente del grupo de CiU en el Parlamento autonómico, Jordi Turull.
C.B.
Lunes, 6.07.2015 21:01

CDC se ha abierto este lunes a aceptar la propuesta del líder de ERC, Oriol Junqueras, y de Òmnium Cultural de presentar el 27S una lista única independentista formada exclusivamente por candidatos de las entidades y de la sociedad civil. Es decir, sin Mas, que no podría ser presidente autonómico. Una aun incipiente concesión a la que CDC habría llegado tras unas jornadas de dura presión por parte de ERC y las entidades.

La portavoz de CDC, Mercè Conesa ha explicado este lunes que CDC participará "como uno más" en esta posible lista única. Y que "haya o no haya políticos, será la lista de CDC". Conesa ha subrayado que su partido está abierto a cualquier propuesta para articular "el mejor proyecto para alcanzar la mayoría parlamentaria" del independentismo el 27S. Y ha declinado entrar en detalles, a la espera de entablar negociaciones esta semana con las entidades, para "alcanzar el máximo consenso y colaborar en esta lista unitaria y transversal". "Seremos un colaborador más para aglutinar una gran mayoría social para el plebiscito del 27S", ha insistido Conesa.

Este posicionamiento de CDC llega tras una semana pródiga en declaraciones y presiones por parte de todos los jugadores. La última propuesta la lanzó Junqueras el pasado miércoles. El líder de ERC vio y subió la apuesta anterior de Mas -una lista "con el president", articulada en torno a CDC pero con miembros de las entidades- y propuso una candidatura "formada solo por personas de la sociedad civil, sin políticos".

En un primer momento, CDC se limitó a no posicionarse en contra de la idea de Junqueras. Pero los movimientos del fin de semana de las entidades parecen haber forzado a los convergentes a mostrarse dispuestos a aceptar. Especialmente, después de que Òmnium hiciera suya la propuesta de Junqueras y planteara el sábado una candidatura única independentista formada por "representantes de la sociedad civil", con "el apoyo explícito" de los partidos pero "sin políticos en activo".

Òmnium se alinea con la propuesta de Junqueras

Òmnium, tradicionalmente más cercana a CDC que a ERC, dio así calabazas al plan anterior de Mas, ejerciendo una fuerte presión sobre los convergentes. De hecho, el mismo sábado el presidente del grupo de CiU en el Parlamento autonómico, Jordi Turull, se mostró relativamente dispuesto a aceptar la propuesta. Turull respondió a Òmnium que "cualquier dinámica" que surja para "reforzar la unidad" independentista "será bienvenida".

También el fin de semana, los socios de la ANC votaron casi por unanimidad (96,02%) promover una lista "de la máxima transversalidad". Aunque sin precisar si esto significa apoyar la propuesta de Junqueras, la de Mas o cualquier otra. De hecho, la ANC es la entidad ahora mismo menos entusiasmada con esta posible lista unitaria sin políticos. Su presidente, Jordi Sánchez, afirmó el domingo que es partidario de incluir también a dirigentes de los partidos. "Aquí no sobra nadie si son elecciones que se quieren plebiscitarias", señaló. "Personalmente, creo que ha de sumar a todo el que se quiera sumar", añadió.

La AMI, que ya había aceptado la propuesta de Mas, cambió de opinión el viernes, y explicó que aceptaría lo que decidieran la ANC y Òmnium. "Desde la AMI asumimos lo que decidan ellos conjuntamente. Nosotros seguiremos trabajando a su lado y colaborando con ellos", señaló la asociación.

La CUP, por el momento se mantiene al margen del debate. La formación cupaire consideró la semana pasada "difícil" materializar la propuesta de Junqueras. Pero no se excluyeron de ella, si recoge sus exigencias en materia social.

La "fórmula ganadora" de ERC

En paralelo, ERC ha precisado más su "fórmula ganadora" para el 27S. El portavoz de la formación, Sergi Sabrià, ha explicado también este lunes que su propuesta pasa por una lista única auspiciada por la ANC, Òmnium, la AMI, CDC, ERC y la CUP, sin representantes de los partidos políticos. Estos, no obstante, sí formarían tras las elecciones -en caso de obtener la mayoría- un gobierno de concentración, que debería avanzar hacia la independencia. Tras seis meses, deberían convocarse nuevas elecciones, esta vez ya con listas propias de cada partido.

"No nos dediquemos a poner líneas rojas. Diálogo, reuniones, discreción y tranquilidad", ha expresado Sabrià. "La clave del futuro del país es la independencia. Si la independencia es algo excepcional, nos apuntamos a una propuesta que creemos que es excepcional", ha señalado.

ERC también ha llevado cuidado de no otorgarse el protagonismo de la propuesta, probablemente, para facilitar que CDC la acepte. A pesar de que los planes de Junqueras y Òmnium son virtualmente idénticos, ERC prefiere referirse a la propuesta de esta entidad, que hoy ha considerado que es un buen "punto de partida".