la reforma fiscal adelantada

La rebaja del IRPF supone un ahorro de 16 € al año para la mitad de los contribuyentes

El 3,3% de los declarantes, los que ingresan más de 60.000 €, se beneficiarán de 860 € cada ejercicio, según el sindicato de inspectores de Hacienda.

3 min
Luis de Guindos, Soraya Sáenz de Santamaria y Cristóbal Montoro tras el Consejo de Ministros de ayer
Redacción
Viernes, 10.07.2015 18:23

La mitad de los contribuyentes españoles apenas notará la rebaja del IRPF, cuyo adelanto al 1 de julio con efectos retroactivos ha sido aprobado hoy por el Consejo de Ministros.

Para ese porcentaje de la población, la medida supondrá un ahorro de 16 euros al año. Los contribuyentes con rentas más bajas, hasta 12.450 euros anuales, prácticamente ni notarán el cambio fiscal, ya que tan sólo ahorrarán 4 euros anuales, 0,32 céntimos al mes, según los cálculos del sindicato de inspectores fiscales, Gestha.

El 3,3% de las declarantes ahorrarán 860 euros al año

En cambio, casi 439.000 personas que declaran más de 60.000 euros de ingresos anuales, el 3,3% del total de los contribuyentes del IRPF, se embolsarán más de 860 euros anuales gracias a la rebaja, por lo que la reforma fiscal aumenta la desigualdad al beneficiar a un grupo de contribuyentes muy reducido con las rentas más altas.

Además, ese 3,3% del total de declarantes "más pudientes" acapara más ahorro que el 60,1% de los asalariados y autónomos: 8,5 millones de personas que ingresan menos de 20.200 euros al año. En el caso de los autónomos, la reforma sólo impactará en los profesionales con ingresos superiores a los 15.000 euros, lo que supone alrededor de la mitad de los 717.000 profesionales que actualmente se contabilizan en España.

La rebaja en el ahorro beneficiará más a los ricos

Sobre la bajada de las tarifas del ahorro, Gestha cree que los grandes beneficiados vuelven a ser los que perciben mayores ingresos, en concreto las 55.850 personas que obtienen rentas del capital por encima de 50.000 euros anuales, que son sólo el 0,18% del total, y acaparan más de un tercio del ahorro global.

Gracias a la reforma, este grupo logrará un ahorro anual medio de 893 euros. Estas cifras contrastan con las rentas de capital más modestas --de hasta 6.000 euros--, las que ingresan la mayor parte de los ciudadanos. El 96,3% logrará un ahorro de 8,6 euros al año con esta rebaja. En el caso de pensionistas y jubilados, la rebaja anticipada no les evita tener que tributar por los dividendos.

Peores condiciones para los pensionistas con acciones

Según Gestha, hasta 2014, cuando estas rentas no superaban los 1.500 euros estaban exentas de tributación pero con la nueva norma se gravarán al 19,5%, lo que implica que los pensionistas que tengan una cartera de acciones pasarán a pagar hasta 292,5 euros al año.

Para los técnicos de Hacienda, las medidas fiscales son "precipitadas", pues hace seis meses se justificó que la reforma se difería en dos años para asegurar el objetivo del déficit y ahora se vuelve a cambiar el objetivo. Además, llegan al final de la legislatura tratando de mostrar in extremis que cumplen con la promesa electoral de hace cuatro años de no subir los impuestos.

A su parecer, la desigualdad que genera esta rebaja supone otro parche que evidencia la necesidad de acometer una reforma fiscal integral de todo el sistema tributario. Es más, esta rebaja representará 100 euros más al año en el bolsillo del ciudadano medio pero sin embargo, en su conjunto, puede comprometer el objetivo del déficit público del 4,2% del PIB si se ralentiza la economía.

Comentar