Politización independentista del deporte

La UEFA multa con 30.000 euros al Barça por las 'esteladas' y los gritos independentistas durante la final de la Champions

El máximo organismo del fútbol europeo no permite manifestaciones de "naturaleza política, ideológica, religiosa, ofensiva o provocativa" durante los partidos. El F.C. Barcelona es reincidente en la vulneración de esta normativa.

2 min
'Esteladas' en la grada de los aficionados del Barça durante la pasada final de la Champions
Redaccion
Jueves, 23.07.2015 17:44

El Comité de Control, Ética y Disciplina de la UEFA ha sancionado al F.C. Barcelona con una multa de 30.000 euros por la presencia masiva de esteladas y los constantes cánticos a favor de la independencia de Cataluña que realizaron los aficionados azulgranas durante al final de la Champions League celebrada el pasado 6 de junio en Berlín (Alemania).

El máximo organismo del fútbol europeo ha considerado que esta circunstancia vulnera el artículo 16.2 del Reglamento Disciplinario. Este punto señala que "todas las asociaciones y clubes son responsables" de los comportamientos "inapropiados" por parte de sus seguidores. Estos comportamientos son "el uso de gestos, palabras, objetos y cualquier otros medios para transmitir cualquier mensaje que no sea adecuado para un evento deportivo, especialmente los mensajes que son naturaleza política, ideológica, religiosa, ofensiva o provocativa".

El Barça, reincidente en la utilización política del deporte

La apertura del expediente disciplinario que hoy ha acabado en sanción se conoció el pasado 30 de junio. Un expediente que se basó en un detallado informe realizado por el coordinador de seguridad de la final, que además destacaba que el club es reincidente en este tipo de reivindicaciones independentistas.

La sanción podía haber ascendido hasta los 60.000 euros e, incluso, el cierre parcial de una grada en próximos partidos de la Champions, pero finalmente se ha quedado en una multa intermedia.

La campaña de la ANC y la pitada al himno nacional

Cabe recordar que, los días previos a la final, la Assemblea Nacional Catalana (ANC) realizó una campaña para inundar las gradas de esteladas durante la final de la Champions. Y que solo unos días antes, el 30 de mayo, los aficionados barcelonistas protagonizaron una monumental pitada al himno nacional de España durante la final de la Copa del Rey celebrada en Barcelona.

La UEFA también ha sido contundente en otras ocasiones en las que se ha vulnerado el denominado fair play. El Real Madrid, por ejemplo, fue sancionado por la presencia de banderas de carácter político y gritos racistas durante un encuentro de la Champions de la temporada 2013-2014.

Comentar