Cotización Ibex 35
Especulación y movimiento de dinero negro

Los coleccionistas de monedas se alían contra los abusos en la venta de euros andorranos

Nace la plataforma CCPOA para incluso ante el BCE denunciar los abusos en el Principado al adquirir las monedas

3 min
El jefe de Gobierno de Andorra, Antoni Martí, en Bruselas
Cristina Farrés
Sábado, 25.07.2015 15:18

Los numismáticos profesionales se han plantado ante lo que consideran un abuso en la distribución internacional de euros andorranos. El sector se ha agrupado en la plataforma Coin Collectors & Professionals Outraged by Andorra (CCPOA) quiere denunciar que el Gobierno de Antoni Martí se ha negado a regular una actividad que calculan que mueve unos tres millones de euros de dinero negro.

Al no existir un sistema oficial controlado y de acuerdo con las peticiones internacionales de euros andorranos, muy preciados por su novedad y por la limitación de las emisiones, los compradores se ven abocados al mercado secundario.

El Gobierno declina intervenir

La especulación de la población andorrana propicia que un paquete de monedas valorado en 24 euros, cuyo precio de mercado es de 3,88, se ha llegado a vender por hasta 170 euros.

Fuentes de CCPOA aseguran que los coleccionistas profesionales habían denunciado esta situación al Ejecutivo del Principado desde que salió al mercado la primera emisión, el pasado enero. El Gobierno no ha querido intervenir, denuncian los mismos interlocutores.

Colección ‘manchada’

La desregulación en la numismática internacional en Andorra no está justificada por el tamaño del Estado. El sector señala que en Mónaco a San Marino no se repite la barra libre a la especulación y el movimiento de dinero negro que se ha facilitado en el Principado.

De hecho, algunos coleccionistas internacionales de referencia en el sector han declinado adquirir y comercializar euros andorranos al considerar que están “manchados”. El varapalo a la imagen en el mundo del país es importante.

Denuncia ante los tribunales y el BCE

CCPOA quiere de entrada forzar la situación para que el Martí cambie de estrategia. No le piden que levante sin más la limitación a la adquisición de divisas propias por parte de extranjeros, sólo que garantice el abastecimiento de la compra internacional. Ya sea por la vía directa, facilitando que la casa emisora de las monedas estén capacitadas para este fin, o sacando a concurso la concesión de la venta internacional.

Si no alcanza este objetivo por las buenas, el sector no descarta llevar a los tribunales el juego sucio que se hace con la numismática en el Principado. Incluso plantea abrir una causa ante el Banco Central Europeo, el escenario más complicado para el Principado.

Escenario peligroso para Andorra

Una denuncia en este sentido podría revocar la autorización a Andorra de poder acuñar su propia moneda única. El país ya se vio obligado a hacer concesiones e incorporar una mayor transparencia a sus finanzas.

El esfuerzo quedaría en vano si no es capaz de demostrar que controla el movimiento de dinero negro y el blanqueo de capitales dentro de sus fronteras.