grecia trata de volver a la normalidad

Los griegos pueden retirar dinero de los cajeros una vez a la semana

Desde hoy, en lugar de un límite diario de 60 euros existe la posibilidad de un reintegro de 420 cada siete días.

3 min
Jubilados de Atenas hacían cola esta mañana para retirar dinero ante una oficina del Banco Nacional de Grecia
Redacción
Lunes, 20.07.2015 12:34

Los bancos griegos han vuelto a abrir sus puertas después de estar cerrados durante tres semanas. Sin embargo, se mantienen los límites a la retirada de fondos y la prohibición de transferencias bancarias al extranjero.

El mercado de valores también permanecerá cerrado hasta nuevo aviso. Los incrementos en el IVA en los términos del rescate han entrado hoy en vigor, con alzas en alimentos y transporte público del 13% al 23%.

Reapertura tras la primera votación del Parlamento

La reapertura se produce tras la aceptación por parte de Alexis Tsipras de un duro paquete de exigencias de los socios europeos a cambio de un tercer rescate, pero la revuelta en el seno de su partido pone en peligro la estabilidad del Gobierno heleno y representantes del Ejecutivo han indicado que podría ser necesario celebrar elecciones en septiembre u octubre.

En el centro de Atenas se formaban colas en el exterior de las sucursales bancarias desde primera hora de la mañana. Los ciudadanos estaban ansiosos por acceder de nuevo a sus cuentas.

Límites más flexibles para retirar dinero

Los límites a las retiradas de efectivo se han hecho un poco más flexibles, con un máximo semanal de 420 euros en lugar del tope diario anterior, situado en 60 euros. "Los controles de capital y las restricciones a las retiradas de fondos se mantendrán en vigor, pero estamos entrando en una nueva etapa que todos esperamos que sea una de normalidad", según Louka Katseli, de la asociación bancaria griega.

Atenas debe atender hoy un pago de 4.200 millones (700 de intereses) al Banco Central Europeo, que vence este lunes. El Parlamento griego aprobó el jueves el paquete de rescate, pero el primer ministro necesitó los votos de la oposición después de que 39 rebeldes de Syriza se negaran a respaldar al Gobierno, ya fuera votando en contra o absteniéndose.

Remodelación gubernamental

Apenas 24 horas más tarde, Tsipras remodeló su Gobierno y apartó de sus cargos a los ministros que votaron en contra del tercer rescate financiero. Euclid Tsakalotos, que el 6 de julio asumió el Ministerio de Finanzas en sustitución del dimitido Yanis Varoufakis, seguirá en el cargo. Como número dos de este departamento ha sido nombrado el inspector fiscal Tryfon Alexiadis, que reemplazará a Nadia Valavani, una de las voces críticas.

Un ministerio que cambia de manos es el de Energía, de donde Tsipras ha quitado a Panagiotis Lafazanis, otro de los rebeldes. El nuevo responsable de esta cartera será el hasta ahora ministro de Trabajo, Panos Skourletis, que a su vez será sustituido por George Katrougalos, responsable de Reformas de la Administración.

La portavoz del Gobierno será la diputada Olga Gerovassili, a quien corresponderá explicar algunas de las difíciles medidas que tendrá que adoptar el Ejecutivo en los próximos meses para poder recibir hasta 86.000 millones de euros.

Inestabilidad política

El miércoles tendrá lugar una segunda votación sobre medidas que afectan a justicia y reformas bancarias, y se espera que el resultado sea similar al del jueves pasado, aunque las cuentas salen muy justas para el primer ministro.

Junto con sus socios de la coalición, los conservadores Independientes Griegos, Tsipras tiene 162 escaños en un parlamento de 300 asientos, pero la rebelión del jueves redujo sus filas a tan solo 123 votos. Bajo las reglas constitucionales griegas, el apoyo mínimo necesario para un Gobierno de minoría es de 120, por lo que si el número está por debajo de ese nivel, su futuro estaría en cuestión.