grupo en pérdidas

Los trabajadores de eDreams se echan a los brazos de Errejón y Camats para hacer popular su protesta

El comité de empresa del grupo turístico va al Parlament para recabar el apoyo de los políticos catalanes.

3 min
El dirigente de Podemos Íñigo Errejón (imagen de la izquierda) y la líder de ICV, Dolors Camats (derecha), junto al trabajador que ha tenido que abandonar eDreams, Damien M
Cristina Farrés
Lunes, 6.07.2015 20:49

Los trabajadores de eDreams han subido el tono de sus protestas laborales. Las negociaciones tradicionales han llegado a un punto muerto y el comité de empresa ha decidido rehuir la convocatoria de una huelga para probar fórmulas más originales: se han echado a los brazos del líder de Podemos Íñigo Errejón y de la presidenta del grupo parlamentario de ICV, Dolors Camats, para que sus reivindicaciones laborales sean virales.

Los sindicalistas indican que seguirán por esta vía.

Encuentro con Ada Colau

Por el momento, tienen pendiente un encuentro con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, para denunciar la precariedad laboral que consideran que se vive en el grupo turístico. Relatan que hicieron una primera aproximación a la líder de BComú en una asamblea vecinal y que ella les “facilitó su correo personal para fijar una fecha para que nos encontremos”.

Los empleados acudirán este martes a las puertas del Parlament de Cataluña para recabar nuevos apoyos a su cruzada para que la cúpula de eDreams, dirigida por Dana Dunne, baje a la arena y se siente de nuevo a negociar con los dos comités que existen en el grupo --de las sociedades Vacaciones eDreams y eDreams International Networking-- formados sólo por miembros de CCOO.

Políticas laborales

Entre las políticas laborales que la plantilla pretende mejorar se encuentran las cargas laborales, mayores de lo previsto en el convenio; la falta de distribución clara de responsabilidades y funciones en el grupo (el jueves pasado tuvieron un acta de mediación en el Tribunal Laboral catalán con este fin a la que la cúpula de la compañía no acudió) o la flexibilidad unilateral que aseguran que aplica la dirección del grupo turístico.

La gota que colmó el vaso de la tensión en las relaciones laborales de la agencia de viajes on line fue el despido de Damien M., un empleado que se postulaba como presidente del comité de empresa de eDreams Internationa. Según los trabajadores, se trata de una persecución a los líderes sindicales. De hecho, consiguió el respaldo de las urnas para acceder al cargo pero formalmente no puede desarrollar su actividad al no poder entrar en la sede de la compañía, situada en el World Trade Center de Barcelona.

Finanzas de eDreams

Los portavoces del grupo declinan este extremo (aseguran que el despido es un “caso puntual” y no una de las políticas de Dunne) y recuerdan que en los 15 años que ha existido representatividad en el grupo la conflictividad ha resultado especialmente baja.

Las protestas de los empleados son la guinda del pastel de un año muy complicado para el grupo turístico.

La agencia de viajes on line sigue en números rojos y cerró el primer trimestre de 2015 con unas pérdidas de 181,3 millones frente a los 21,1 millones de un año antes al tener que provisionar 178 millones para hacer frente al deterioro de activos. La producción no cesa en el seno de eDreams, pero las posiciones entre empresa y trabajadores están cada vez más alejadas.

Comentar