ERE para 1.850 trabajadores

Pérdidas récord para Indra: 436 millones

Las elecciones, que suponen un paro en sus contratas, y las mayores provisiones lastran los resultados del grupo a las puertas de su mayor despido colectivo

4 min
El presidente de Indra, Fernando Abril-Martorell
Redacción
Jueves, 30.07.2015 20:26

Semestre récord para Indra, pero en el capítulo de pérdidas. El grupo presidido por Fernando Abril ha presentado a los accionistas unos números rojos de 436 millones de euros en la primera mitad del año que contrastan con los 60 millones conseguidos en el mismo periodo del ejercicio anterior. Formalmente, el grupo argumenta en su comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que las mayores provisiones y los deterioros de fondo de comercio y de activos lastra la contabilidad.

La cifra de contratación alcanzó hasta junio los 1.583 millones de euros, lo que supone una caída del 4% en términos reportados y un descenso del 5% en moneda local. Las ventas se situaron en 1.409 millones de euros, un retroceso del 5% respecto al primer semestre de 2014.

Impacto de los procesos electorales

Las ventas se vieron afectadas negativamente por la estacionalidad del negocio de procesos electorales, con un "fuerte impacto" en la primera mitad del año, que se espera que vaya "mitigándose" durante el resto del ejercicio. Sin los comicios en Asia, Medio Oeste y África y Latinoamérica, las ventas habrían crecido un 2%, argumenta el grupo.

Por su parte, el resultado de explotación (ebit) arrojó un saldo negativo de 415 millones de euros, frente al beneficio de 101 millones de euros del primer semestre de 2014.

Mayores provisiones

A todo ello se le deben añadir los "efectos no recurrentes" por importe de 422 millones de euros. Se sustentan en “cambio de estimaciones” (-390 millones) e impuestos (-32 millones).

Indra indica que tras supervisar los proyectos al cierre del mes de junio, se observaron una serie de "nuevos acontecimientos" que implican cambios en las previsiones y expectativas sobre algunos proyectos. Reconoce que existen dudas en la "recuperabilidad" de trabajos realizados, costes que exceden el importe de los ingresos previstos en el contrato e indemnizaciones por incumplimiento.

Plan estratégico

Las dudas han generado una “actualización” de las hipótesis de negocio y macroeconómicas y del plan estratégico 2014-2018. El fondo de comercio de la compañía se valora ahora en 101 millones, los intangibles en -7 millones, el deterioro de crédito fiscal en -32 millones y otros -17 por optimización recursos.

De todos ellos, sólo tendrían impacto en caja 89 millones. Unos 35 millones se contabilizarían antes del 31 de diciembre, quedando el resto distribuidos en los próximos ocho ejercicios.

Deuda neta de 825 millones

La deuda neta del grupo se sitúo en 825 millones (652 millones al final el primer trimestre de 2014). La firma ha indicado que el coste medio de financiación se sitúa en el 4,4%, lo que supone una mejora de 0,5 puntos porcentuales respecto al mismo periodo del año anterior.

Reducción de plantilla en España

Indra es consciente de sus malos resultados económicos y ha iniciado una reestructuración sin precedentes en la masa laboral que tiene en España para bajar los costes fijos del grupo. La firma ha planteado un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para 1.850 empleados en España, un 8,5% de la platilla total en el país, que ascendía a cierre de junio a 21.893 trabajadores.

Los sindicatos han rechazado esta cifra y la amenaza de huelga está sobre la mesa, ya que consideran que la afectación es demasiado grande y el plan social para compensar las salidas poco generoso. La dirección del grupo abre la puerta a la rebaja del expediente en la presentación de los resultados semestrales: "El resultado final de dicho plan podría variar ya que actualmente la compañía ha iniciado el proceso de negociación con la representación legal de los trabajadores en España”, indica.

Además, plantea nuevas regulaciones en las filiales exteriores. “Está sujeto además sujeto al resultado final de las negociaciones a mantener en los distintos países donde opera".