Y voz propia

UDC exige la separación física de CDC en el Parlamento autonómico

El partido democristiano pide el nombramiento oficial de Muntañola como portavoz adjunto de CiU. Reclamará su parte proporcional de la cuota de pantalla de CiU en la campaña electoral.

4 min
El secretario general de UDC, Ramon Espadaler, junto a la portavoz del partido, Montse Surroca, en rueda de prensa este miércoles.
Redacción
Miércoles, 1.07.2015 15:34

UDC y CDC siguen negociando los flecos de su ruptura. Justo una semana después de que ambos partidos acordaran dividir en dos subgrupos el Grupo Parlamentario de CiU en el Congreso de los Diputados, ahora la formación democristiana exige a sus ex socios la misma solución en el Parlamento autonómico. Precisando que quiere la separación física de sus diputados de los de CDC.

"La realidad de fondo es que la federación no existe, y esto debe tener traslación en las cámaras", ha afirmado este miércoles el secretario general de UDC, Ramon Espadaler, en rueda de prensa en la sede del partido, razonando que, si los democristianos ya tienen voz propia en el Congreso, lo mismo debe aplicarse a la Cámara autonómica.

En concreto, Espadaler ha relatado que UDC exige separar físicamente a sus diputados de los de CDC en los escaños del Grupo Parlamentario de CiU en la Cámara autonómica, además de tener un portavoz propio dentro del grupo. Esta función la debería representar el portavoz adjunto de CiU, un cargo un cargo tradicionalmente reservado para UDC. Pero se da el caso de que el puesto corresponde a Mercè Jou, miembro del sector crítico secesionista del partido.

El relevo de Jou por Montañola

En este sentido, UDC reclama sustituir formalmente a Jou por Roger Montañola, como ya aprobaron los democristianos la semana pasada. Sobre este relevo, Espadaler ha sostenido que, si bien es el grupo de CiU quien debe formalizar el cambio, es a UDC a quien le corresponde designar a su propio portavoz.

Montañola, de hecho -y ya ejerciendo de facto como portavoz parlamentario de UDC-, se ha reunido también este miércoles con el presidente del grupo de CiU, el convergente Jordi Turull, para trasladarle todas estas peticiones. Muntañola -ex secretario general de las juventudes de UDC- se sienta en el Parlamento autonómico en la última fila del grupo de CiU, entre dos convergentes: Marta Pascal -ex presidenta de las juventudes de CDC- y Xavier Cima.

De aplicarse, estos cambios solo serán visibles en los dos únicos plenos previstos en el Parlamento autonómico antes de la disolución de la Cámara -si no se altera el calendario anunciado y si finalmente se convocan elecciones autonómicas para el 27 de septiembre-. Pero, aunque sea solo en dos plenos, la visualización de la ruptura tiene su importancia simbólica, ya situados en periodo prácticamente preelectoral. Y sobre la campaña ha hablado también Espadaler.

La cuota de pantalla

El dirigente democristiano ha dejado claro que su partido exigirá también que CDC y UDC se repartan proporcionalmente el tiempo de propaganda electoral en las radios y televisiones públicas que le correspondería a CiU según los resultados de 2012. Y ha precisado que este reparto debe hacerse en función del número de diputados autonómicos de cada partido. Cabe suponer que UDC también exigiría la misma proporción en la información electoral de los medios públicos durante la campaña.

Actualmente, UDC tiene 15 de los 50 diputados de CiU, una cifra que era de 13 al inicio de la legislatura. Si el reparto se llevara a cabo según la distribución actual, a UDC le correspondería un nada desdeñable 30% del tiempo de propaganda electoral reservado para CiU. Si se aplicara el criterio del resultado de las elecciones, le correspondería un 26%. Unas cifras que situarían al partido democristiano igualado o algo por encima de ICV-EUiA en cuanto a cuota de pantalla en las televisiones públicas y ligeramente por debajo del PP.

Unas cifras que podrían varuiar de nuevo si no aconteciera un nuevo cisma, como está estudiando el sector crítico independentista de UDC, que cuenta con siete diputados afines en el Parlamento autonómico.

Comentar