paso atrás de Sánchez-Camacho

Xavier García Albiol, cabeza del PP catalán para el 27S

Andrea Levy, recientemente nombrada vicesecretaria de Estudios y Programas, será la número dos de la lista por Barcelona

2 min
Andrea Levy, Alicia Sánchez-Camacho y Xavier García Albiol
Redacción
Martes, 28.07.2015 11:49

La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, no repetirá como candidata a la presidencia de la Generalitat en las elecciones autonómicas del 27S. Será el ex alcalde de Badalona, Xavier García Albiol, el que encabece la lista por Barcelona.

Así se ha anunciado este martes durante la reunión del Comité Ejecutivo del partido. En el que también se ha decidido que la vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy, será la número dos de la candidatura, y que el portavoz popular en el Parlament, Enric Millo, ocupará un puesto de relevancia en la lista.

El partido, dividido

Las malas expectativas electorales habían generado una división interna del partido. Por un lado, los fieles a Sánchez-Camacho, cercanos a la dirección, defendían su opción como cabeza de cartel electoral por considerar que el retroceso se debe, fundamentalmente, a factores externos al PP catalán, como los recortes del Gobierno o los casos de corrupción en otras CCAA.

En cambio, sus detractores consderaban que su implicación en el caso de La Carmarga era un lastre demasiado pesado, y apuntaban a la todavía líder autonómica popular como la principal responsable de haber perdido terreno frente a Ciudadanos en el ámbito constitucionalista.

Tras varias semanas de rumores de todo tipo (en los que han sonado diversas alternativas a Sánchez-Camacho, como el presidente del partido en Tarragona, Alejandro Fernández; la vicepresidenta tercera del Congreso, Dolors Montserrat, y los propios Millo y Levy), el presidente del PP, Mariano Rajoy, ha optado por un perfil duro para encarar unas elecciones autonómicas que se prevén trascendentales para el partido y para encarar el desafío independentista planteado por el presidente de la Generalitat, Artur Mas.

Comentar