¿El castellano será oficial?

3 min
Sábado, 29.08.2015 23:15

Uno de los aforismos más recordados del filósofo Heráclito fue: "Este mundo --el mismo para todos-- no lo hizo ningún Dios ni ningún hombre, sino que siempre fue, es y será fuego eterno, que según medida se enciende y según medida apaga". Suponemos que en el imaginario catalán Heráclito debió nacer en Vic o en Manresa, pero ciertamente la ciudad de Éfeso estaba un poco más lejos.

Si la cuestión de la oficialidad o no del castellano en una Cataluña independiente aún no la tienen clara --o, perdón por la vulgaridad, no tienen los huevos de decirlo claramente por miedo a perder votos--, qué esperamos del resto

Decíamos Vic o Manresa porque lo del fuego eterno del griego sí que ha llegado aquí. Una llama en forma de idioma, el castellano. Ya ven, "según medida se enciende y según medida se apaga". Raül Romeva, siguiendo a otro clásico, debe multiplicar los panes y los peces del independentismo. Y sabe que debe descabalgar a los más radicales de su discurso. Mientras Romeva dice que enciende el castellano en Cataluña ("será oficial"), su número tres, la ultra radical Casals, dice lo contrario ("solo lo será el catalán").

Obviamente, no es una cuestión baladí. Pero tristemente sí que es un nuevo tema clave escondido en la mentira. Una mentira prostituida por los silencios del independentismo más cavernícola. Todo a un mes de las elecciones. Ellos todavía no han sido capaces de dar una respuesta unitaria pública. Lo que dice muy poco de esa lista. Si eso aún no lo tienen claro --o, perdón por la vulgaridad, no tienen los huevos de decirlo claramente por miedo a perder votos--, qué esperamos del resto. ¿Funcionan por ideas, o funcionan mintiendo a sabiendas para engañar a la gente?

Recordemos, falta un solo mes para el día de las elecciones. Aún muchos temas claves se encienden según medida. Aún no sabemos nada del idioma, nada de la nacionalidad, nada de tantas cosas, que todo se convierte en una improvisación total. En un caótico festival del humor, si no fuera por lo que nos jugamos. Piden confianza, piden dogma y fe, pero ofrecen silencios. Silencios que alguien como Heredoto sabía gestionar. Quizás la familia de la lista cree que este mundo es distinto por ser catalán y por eso les da igual informar o no informar. Dar datos o dar respuestas. Como son diferentes, sólo quieren apagar y encender su fuego, no según medida, sino simplemente según le pida su familia. Y con las cosas de familia esos no juegan.

Artículos anteriores
¿Quién es... Carles Enric López?
Carles Enric
Soy un tipo corriente. Estudié una carrera en Barcelona e hice un Erasmus en Londres. Me casé, tuve hijos, me divorcié, me divertí, me junté, me separé… y siempre pensé que escribir era apasionante, sobre todo de lo cercano. Mi experiencia en el mundo editorial me permitió entender que vivía en un país que confunde profesionalidad con no tener ideas propias. Eso me preocupó y con los años sólo procuro ser coherente. No me caso con nadie, y eso no gusta. Si busca pleitesía al poder no lea mis artículos.
Comentar