75 años de Companys

3 min
Viernes, 14.08.2015 00:00
Hoy se cumplen 75 años de la detención de Lluís Companys por la Gestapo en su refugio de la Bretaña francesa. Meses más tarde fue fusilado en Barcelona. Son los capítulos más conocidos de su historia.
 
Como es bien sabido --bueno, debería ser bien sabido--, el nombre de Companys formaba parte de una extensa lista de cerca de 800 personas que el dictador Franco reclamaba al Gobierno de la Francia ocupada. No fue una trama específica en su búsqueda y única captura, como han explicado hasta la saciedad en la televisión gubernamental. Él era uno más en una lista mucho más extensa. De los otros 799 no se habla… quizás no debían ser buenos catalanes.
 
Lluís Companys llevaba viviendo de la política toda la vida. Había pasado por tanta amalgama de cargos, había dado tantos discursos, y había firmado tantas cosas que es complicado no hacerse una rápida visión de su vida. Escarbando un poco uno encuentra sobre todo su fidelidad a España.
 
Tan grande que incluso era vilipendiado por sus correligionarios por ser poco catalán. Pero, en fin, igual que Rafael Casanova, ha pasado a la historia como uno de los héroes del imaginario colectivo de esa Cataluña actual poco ilustrada. Pero tranquilo lector, si Pilar Rahola o Mikimoto son los referentes intelectuales queda todo dicho.
 

Eso sí, hemos de reconocer que ambos, Companys y Casanova, tienen algunos puntos en común

Eso sí, hemos de reconocer que ambos, Companys y Casanova, tienen algunos puntos en común. Aparte de su fidelidad a España, ya saben esa que roba y viola a los catalanes a diario, ambos huyeron en los momentos críticos dejando tirados a sus hombres y mujeres. Uno, el Casanova, pactando una vida tranquila en las cercanías de la capital. Y el otro con tan poca mano izquierda que ni siquiera pactó. Algo, por cierto, tan catalán --de algunos, claro-- como podemos ver con Jordi Pujol. Al final, los héroes catalanes --de esa Cataluña heredada y familiar-- tienen una tendencia pactista simplemente para salvar su culo.
 
Al final, para repasar la historia están los libros y hasta la Wikipedia. Les invito a aquellos doctos que sólo ven la TV3 del Govern que pasen unos horas leyendo la historia de Lluís Companys. Nadie puede justificar una muerte, sea por fusilamiento sea por otras causas. Nada lo justifica. Que Companys firmara de su puño y letra centenares de sentencias de muerte --muchos inocentes – no justifica el asesinato. No nos engañemos. Tampoco lo fusiló España, sino simplemente un dictador de España. Igual que Companys no es Cataluña, Franco no es España. Algo básico y elemental que algunos luego de 75 años siguen olvidando.
Artículos anteriores
¿Quién es... Carles Enric López?
Carles Enric
Soy un tipo corriente. Estudié una carrera en Barcelona e hice un Erasmus en Londres. Me casé, tuve hijos, me divorcié, me divertí, me junté, me separé… y siempre pensé que escribir era apasionante, sobre todo de lo cercano. Mi experiencia en el mundo editorial me permitió entender que vivía en un país que confunde profesionalidad con no tener ideas propias. Eso me preocupó y con los años sólo procuro ser coherente. No me caso con nadie, y eso no gusta. Si busca pleitesía al poder no lea mis artículos.
Comentar