Revista de prensa

China tose, el mundo esputa y la España negra

Guerra de divisas tras la segunda devaluación del yuan y jornada de reflexión en política con artículos de Arcadi Espada, Joaquim Coll y Santiago Roncagliolo

11 min
Pablo Planas
Jueves, 13.08.2015 09:33

ABC: Verano negro

El Mundo: China sacude los mercados al devaluar su moneda

El País: Crece el miedo por la economía china tras una nueva devaluación

La Razón: El Supremo no juzgará el caso de los ERE y lo devolverá a Alaya

Ara: Interior afirma que el senegalés cayó solo

El Periódico: El avión se multiplica

El Punt Avui: La compraventa de pisos se recupera

La Vanguardia: La segunda devaluación china hunde las bolsas mundiales

Cinco Días: China sacude las Bolsas

Expansión: Bankinter y Sabadell captan sicav de Banco Madrid

Crímenes. España en agosto. Las dos chicas de Cuenca, asesinadas. Una mujer en Castelldefels, asesinada. A machetazos. Una madre le corta el cuello a su bebé de tres meses en el altar de una capilla al grito de "tengo el demonio dentro". Un país en luto y en fiesta mayor. Virgen de Agosto. Verbenas, sangría y la maté porque era mía.

La devaluación del yuan amenaza la estabilidad financiera mundial. El petardazo chino explota en los mercados occidentales. La economía se tambalea. Ya nada es lo que era. Ni los comunistas. Si China tose, el mundo esputa. Esto merece una explicación. Sergio Heredia, en La Vanguardia, analiza el caso chino: "El Banco Popular de China rebajó ayer de nuevo el yuan –van dos veces en sólo 24 hora–, esta vez en un 1,6 %, y la decisión le sentó como un tiro a casi todos los mercados mundiales (las bolsas chinas apenas se resintieron), que se tomaron la noticia a la tremenda, algo que suele ocurrir en agosto: cuando el volumen es escaso, las bolsas sobrerreaccionan ante cualquier imprevisto. La mayoría de plazas de la eurozona se dejó cerca del 3 %, incluido el Ibex, que perdió el 2,44 % para verse por debajo de los 11.000 puntos (10.880), algo que no ocurría desde el 10 de julio".

Sigue: "El movimiento tuvo una inmediata repercusión en otra gran economía emergente, Rusia –ya aquejada por los bajos precios del petróleo en los mercados–, que vio cómo se devaluaba el rublo en un 2,78 % ante el dólar y un 3,51 % ante el euro Los bruscos movimientos del Banco de China han pillado algo desprevenidos a los inversores, que han decidido recoger velas y observar los acontecimientos desde fuera. Las maniobras, activadas el martes (la primera devaluación fue del 1,9 %, la más drástica desde 1994), tuvieron continuidad ayer, con otro -1,6 %, en un ejercicio que asustó a los inversores y que muchos analistas, y entre ellos los de Banca March, interpretaron como “ el inicio de una guerra de divisas”".

Más: "De hecho, el mercado de divisas notó el efecto de esa maniobra, más que ningún otro. Ocurrió en todas las monedas: el yuan alcanzó su valor más bajo de los últimos cuatro años en su cruce con el dólar y, en su deriva, arrastró consigo al won surcoreano, el dólar australiano, el baht tailandés, el dólar taiwanés, e incluso el rublo ruso, que cedió. “Los desesperados intentos de China por relanzar su competitividad están elevando la presión sobre sus vecinos asiáticos”, dijo Patrice Gautry, economista jefe de UBP. Ni siquiera el dólar resistió el envite. Se derrumbó ante el euro (ayer, la moneda única europea se cambiaba a 1,12 dólares), reconvertido en un activo refugio, ahora que las cosas vienen mal dadas".

El euro como refugio. Nivel.

En la política, más reflexión que noticias. Los primeros espadas y las cuadrillas de los políticos están de vacaciones. Ya se sabe, el descanso antes de la tormenta. La reforma constitucional es el hit del verano. En El Mundo, Arcadi Espada se despacha sobre La Vanguardia y el estilo editorial de Can Godó: "Las declaraciones del presidente Rajoy sobre la reforma de la Constitución han sido celebradas por el matutino La Vanguardia en su editorial de ayer. A decir verdad no sé bien lo que el diario celebra, porque tampoco sé lo que Rajoy propone. Pero eso ya es propio de la retórica del juego del teléfono en que se ha convertido el debate constitucional. El texto pertenece a la categoría de editoriales de sofá con que tantas veces nos obsequia el matutino condal. Y en consecuencia pide que Cataluña se siente cómoda. Es evidente que el periódico equivoca ligeramente el mueble que necesita Cataluña, pero eso está inscrito en su legendaria naturaleza comodona. Comodona y con ese puntito de arrogancia que cada vez resulta más patético observar en la opinión editorial de los periódicos: es digno de observación y mérito cómo el editorialista, abotargado después de su melopea conceptual, reúne las últimas fuerzas que le quedan para levantar su dedo índice y decir: "Pero queremos también prevenirle [al Gobierno] de que no es hora de timideces ni remiendos." El puntito de prosa Galinsoga nunca muere".

El matutino en modo "se van a enterar hasta en el Kremlin".

De El País destacan dos artículos. El de Joaquim Coll va de Podemos: "Desconcierta la estrategia de Iglesias en Cataluña, donde su formación se ha sumado a una candidatura con otros partidos para el próximo 27-S. La aparición de Podemos causó pánico en el nacionalismo. Por fin un líder que podía apelar a las clases humildes, mayoritariamente castellanohablantes, que no se sentían concernidas por el proceso soberanista. Pero Iglesias, finalmente inseguro, ha renunciado a presentarse con sus propias siglas, fagocitadas ahora por una marca en decadencia como ICV-EUiA, que hizo seguidismo de Artur Mas hasta el 9-N. La lista liderada por el líder vecinal Lluís Rabell se presenta con un manifiesto inequívocamente soberanista (Declaració per al canvi social i polític a Catalunya),que no solo hace bandera del derecho a decidir, sino que plantea el escenario de un proceso constituyente propio, a partir de la “plena soberanía del pueblo catalán”. Se trata de poner en marcha un proceso que “no esté subordinado ni sea subalterno de ningún otro”, se insiste".

Párrafos después concluye: "Se trata de un planteamiento que choca con la posición que ha defendido Iglesias cuando reiteradamente le han preguntado sobre la autodeterminación. Su respuesta siempre ha sido que, en tanto no se abra un proceso constituyente a nivel de toda España, no será posible conocer la opinión de los catalanes sobre cómo quieren relacionarse con el resto del Estado. Aunque Podemos quiere otra Constitución, su líder siempre se ha mostrado respetuoso con las reglas que se establecieron en 1978. Por tanto, el escenario constituyente exclusivamente catalán hacia no se sabe dónde que propugna la candidatura de Podemos junto a ICV y EUiA chirría con la posición de Iglesias. Puede que solo sea una concesión retórica a los sectores independentistas y una forma de competir electoralmente con la CUP, con la que se disputan parte del voto de izquierdas anticapitalista".

Santiago Roncagliolo firma el segundo texto. Compara a Mas con el Quijote. "¿La evidencia refuta sus ilusiones? Pues peor para la evidencia. Don Quijote se empeña en que ha visto a Dulcinea, solo que malignos encantadores la han transfigurado ante sus ojos para fastidiarlo. Puede invocar pruebas de ello: ¿acaso los encantadores no transformaron también en molinos a esos gigantes? ¿No convirtieron en ventas los castillos? ¿Y al yelmo de Mambrino en un artilugio de barbero?"

Continúa: "Lo mismo le ocurre a Artur Mas: donde hay una economía mediterránea, él ve un sistema fiscal al estilo de Suecia. Donde la Comisión Europea advierte que Cataluña quedará fuera, él afirma que “no hay ninguna razón objetiva ni jurídica ni política que conduzca a pensar que Cataluña se quedará fuera del euro”. Donde hay incertidumbre sobre el efecto en las pensiones de la independencia, él jura que todo lo contrario, que serán mejores. Carece de cualquier base objetiva, pero da igual. ¿Que todas las instituciones autorizadas lo ponen en duda? “No los escuchen”, nos previene Mas. “Solo son maléficos encantadores de Madrid que quieren hacernos daño”. El Gobierno de Mas cambia la realidad por una novela de caballería, al mejor estilo cervantino. Porque nada es más fiel a la tradición española que un nacionalista catalán".

¿Sí, no? La composición de la españolidad es un debate interminable. Van ganando quienes sostienen que es lo peor de cada casa con sobredosis de regionalismos periféricos. El típico mil leches esquinado, malaje y revirado.

En el ABC, Curri Valenzuela afirma que la visita de Rato a Fernández Díaz fue para pedir protección para la familia ante el aumento de las amenazas. He ahí, probablemente, el grueso de la comparecencia de Fernández Díaz en el Congreso, mañana.

De vuelta al tercio de la vara catalana, F. Manetto, en El País, recoge la última hora del PSOE y el PSC: "La ejecutiva socialista rechaza dar a Cataluña un trato fiscal preferente en la reforma constitucional como pide el PSC. La dirección federal del PSOE rechaza sin ningún tipo de matiz un trato de favor a Cataluña en la futura reforma de la Constitución, empezando por un hipotético pacto fiscal entre el Estado y esa comunidad, como pidió en una entrevista con EL PAÍS el presidente del PSC, Àngel Ros. Fuentes próximas al secretario general, Pedro Sánchez, aseguran que el único modelo autonómico aceptado por “todos los dirigentes socialistas” es el de una “financiación justa y equitativa”. Ese modelo es el que quedó reflejado en la llamada Declaración de Granada, un acuerdo unánime avalado por el Consejo Territorial del PSOE en julio de 2013. A ese pacto se sumó el Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC), lo que evitó un divorcio entre la dirección y la formación catalana, federada al PSOE".

En el ABC, María Jesús Cañizares trae novedades sobre Joana Ortega: "La política genera extraños compañeros de viaje. Y también rivales. La exvicepresidenta del Gobierno catalán, Joana Ortega, colaborará en la campaña electoral de Unió Democràtica de Catalunya (UDC). Se da la circunstancia de que sobre Ortega pesa una querella como organizadora de la consulta secesionista del 9 de noviembre de 2014 junto al presidente en funciones Artur Mas y la consejera de Educación, Irene Rigau. Es decir, que de ejercer de número dos del Gobierno catalán, la exdirigente de Unió pasa ahora planificar la estrategia de los socialcristianos contra la candidatura independentista de Mas".

Sorpresas te da la vida. Sigue Cañizares: "Ortega se implicará en la campaña, pero la dirección corresponde al diputado en el Congreso Josep Sánchez Llibre», explica a ABC un dirigente de UDC. Ortega anunció que abandonaba la política tras abandonar su cargo de vicepresidenta. Lo hizo junto a los titulares de Interior (Ramon Espadaler) y Agricultura ( Josep Maria Pelegrí), ambos también de UDC, después de que se consumara la ruptura entre Unió y Convergència tras 37 años de historia en común. Los socialcristianos rechazan la independencia unilateral que plantean los convergentes y defienden el diálogo como vía para redefinir la relación entre Cataluña y el resto de España".

13 de agosto, santoral del ABC: Hipólito, Antíoco de Lyon, Casiano de Imola, Gertrudis de Altenberg, Ponciano papa, Radegunda de Poitiers.