Compañeros de vida pero no de viaje: del amor y la política

3 min

Las parejas de moda catalanas son aquellas formadas por un independentista y una constitucionalista o al revés. Bosch, de SCC, explica cómo es posible conciliar los sentimientos privados y el discurso público

Pablo Planas
Domingo, 23.08.2015 13:51

En principio y en España, la vida privada de los políticos merece cierto respeto por parte de los medios de comunicación. Lo que no interfiere en los asuntos públicos queda fuera del plano periodístico. Se habla y se escribe sobre Ada Colau y su marido o Gerardo Pisarello y su pareja por el olor a chispazo de enchufe que desprenden las colocaciones. Y no se habla de otras parejas de políticos porque no viene a cuento.

Sin embargo, existe un "tráfico informativo" sobre las vidas privadas de algunas políticas, un rumoreo de baja visibilidad pero alta intensidad que debe ser muy molesto para las personas afectadas. Que la pareja de Inés Arrimadas sea un diputado convergente está publicado en letra impresa, igual que la relación mantenida por Andrea Levy y un escritor nacionalista. A algunas personas les parece altamente extraño que se puedan conciliar sentimientos comunes e ideologías opuestas, pero una mirada a la vida real debería bastar para zanjar el debate. El 99,9 por ciento de las parejas españolas, en cualquiera de sus variantes, no está de acuerdo en nada y hay más uniones que divorcios.

El presidente de Sociedad Civil Catalana, Josep Ramon Bosch, arroja un poco de luz sobre el particular de las parejas de moda en Cataluña. Se trata de unas declaraciones obtenidas por V. Ruiz-Alejos para La Razón en la edición del sábado 22 de agosto. "Confiesa" Bosch: "Mi mujer es presidenta de Convergència en mi pueblo. Ella es independentista y un hermano es el alcalde de mi pueblo por Esquerra. En mi familia hay un poco de todo. Desde luego, por encima de las diferencias ideológicas está el amor y la amistad de tantos años".

Sigue Bosch con el relato de su vida familiar: "Tengo un hijo de 18 años y otra hija de 22 que ha estudiado en Inglaterra durante el último año debido a la presión ambiental que se vivía en Cataluña. (Acotación: Su hija fue agredida en las fiestas del pueblo por ser Bosch el presidente de SCC, un "fatxa" y un "unionista" sin complejos). El tema catalán no se habla en las reuniones familiares porque conlleva pasiones y sentimientos, y ante los sentimientos es difícil argumentar racionalmente. Esto tiene su parte casi morbosa, pero también un punto de insatisfacción porque convives con un enemigo que no lo es. Te das cuenta de lo difícil que es convencer desde los sentimientos a otra persona".

Vidas complicadas, sentimientos contradictorios, temas tabú y día a día. Resulta extraño que resulte tan raro a tenor de las múltiples formatos de las parejas de hoy en día. Cuestionar quién sale con quién en este punto de la historia se parece a las murmuraciones de vejestorio, pero es tan fácil dejarse llevar sobre la vida de los otros...