Cotización Ibex 35
el sistema de protección social

El buzón de denuncias de fraude sólo aflora 4.181 empleos en dos años

La legalización de puestos de trabajo clandestinos entre 2013 y 2015 apenas supone el 0,024% del total de cotizantes a la Seguridad Social

2 min
Redacción
Jueves, 13.08.2015 13:13

El buzón que permite denunciar prácticas ilegales en materia de empleo sólo ha conseguido aflorar 4.181 empleos sumergidos en sus dos primeros años de vida.

Desde agosto de 2014 hasta ahora, en su segundo en activo, recuperó 2.589 trabajos ilegales, lo que supone un 62,6% más que el primer ejercicio.

Mil euros por empleo 'blanqueado'

Esa actividad ha permitido una liquidación adicional de cuotas a la Seguridad Social por valor de 4,6 millones de euros --3,2 millones en el segundo ejercicio--, lo que supone una media de 1.100 euros por cada caso. Eso al margen de las multas, que han alcanzado 12,7 millones de ingresos extras para el sistema.

Pese al optimismo del ministerio, las cifras no dan para echar las campanas al vuelo. Los Presupuestos Generales del Estado contabilizan 17.256.395 afiliados a la Seguridad Social, lo que quiere decir que las casi 4.200 altas forzadas por el buzón en dos años suponen una contribución del 0,024%.

Aportaciones económicas mínimas

El términos económicos, si en 2015 las cuotas deben llegar a los 109.533 millones de ingresos, como ha previsto el Gobierno en los Presupuestos de la Seguridad Social, las aportaciones de las denuncias del buzón equivalen al 0,0042%.

Los resultados finales de este mecanismo de lucha contra el fraude son fruto de 20.494 actuaciones llevadas a cabo por la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, de las que se han resuelto ya 13.012.

El 42% más en el segundo año de vida

El balance del segundo año de funcionamiento del buzón refleja un aumento de su utilización, con un incremento importante en los resultados obtenidos en comparación con el primer año. En concreto, se han finalizado 7.635 actuaciones inspectoras, 2.258 más que en el primer año (42%). 


El Ministerio de Empleo interpreta que los datos consolidan el buzón como un instrumento eficaz de lucha contra el fraude. Y sigue animando a los ciudadanos a que notifiquen las conductas fraudulentas en el ámbito laboral para que sean objeto de análisis y, en su caso, de investigación por la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

Una vez analizadas las comunicaciones, la información de que se dispone se incorpora a la actividad planificada de la inspección, salvo en aquellos casos en que por razones de urgencia o gravedad se estime necesaria su realización inmediata.

Comentar