El destino gibraltareño del 3% y el proceso nazi de Mas

10 min

Ecos de la carta de Felipe González a los catalanes, los miedos de Rajoy y la encuesta para las generales de 'La Razón'. El PP volvería a ganar. Podemos y Ciudadanos se desinflan

Pablo Planas
Lunes, 31.08.2015 08:51

ABC: Rajoy: "Un Gobierno PSOE-Podemos es lo peor que le puede pasar a España"

El Mundo: Rajoy: el pacto de Podemos y PSOE 'se está preparando ya'

El País: Los aliados de Mas responden a González con descalificaciones

La Razón: La Policía rastrea dinero del 3% de Convergència en Gibraltar

Ara: CDC y ERC quieren llegar al 27-S con el gobierno pactado

El Periódico: Rajoy advierte del "virus de la desunión"

El Punt-Avui
: España entra en campaña

La Vanguardia: Rajoy busca apoyo político internacional antes del 27-S

Cinco Días: El Corte Inglés acelera

Expansión: El Corte Inglés impone un plan de rentabilidad


El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, inauguró este domingo el curso político con el tradicional discurso de Soutomayor, en Pontevedra. Se acabó la tregua del verano, las alpargatas, los paseos, los pareos, las bermudas y las siestas. Vuelve el calcetín y el político gallego avizora un pacto en lontananza. PSOE y Podemos, Sánchez e Iglesias le quieren robar la cartera y asaltar La Moncloa de la mano. Toda clase de peligros se ciernen sobre España, advierte Rajoy, si tal acuerdo se consuma.

No preocuparse. En La Razón presentan la radiografía demoscópica de las elecciones generales. Ganaría Rajoy. Escribe Ainhoa Martínez: "A tres meses de las generales, la encuesta de NC Report evidencia que, pese al desgaste, las reformas del Gobierno surten efecto y volverían a llevar al PP a La Moncloa. La formación de Mariano Rajoy sería, si hoy se celebrasen elecciones, el partido más votado con el 32,1% de los votos. Más de 7,72 millones de españoles volverían a confiar el gobierno de España al actual Ejecutivo, un 61,8% de los que ya lo hicieron en 2011. Con este resultado, el PP supera la barrera psicológica del 32% y encadena ocho meses de subida consecutivos, en los que ha recuperado 3,5 puntos en intención de voto, respecto a diciembre de 2014. El partido de Mariano Rajoy sigue por delante del PSOE –a 7,2 puntos–, ampliando en cuatro décimas, en sólo dos meses, su ventaja respecto a la formación de Pedro Sánchez".

Sigue: "Con el 32,1% de los votos, el PP sube un punto respecto a la encuesta de junio, un buen dato que no evita que pierda la mayoría absoluta que logró en 2011, que le haría pasar de 186 a entre 138 y 141 parlamentarios. A pesar de contar con un electorado fiel, el PP acusa la fuga de apoyos: es la abstención el principal destino (18,6%) junto a Ciudadanos (12,1%). Por sectores generacionales, el PP es la primera opción para los rangos de mayor edad, entre 45 y 64 años (24%) y los mayores de 65 años (32,9%)".

Continúa con el PSOE: "Con un 24,9% de los votos el partido de Pedro Sánchez resiste como segunda fuerza, aunque no acaba de despuntar, y necesitará fiar sus posibilidades de gobierno a la estrategia de pactos. A pesar de experimentar una ligera mejoría, de cinco décimas con respecto al barómetro de junio, la formación no consigue recortar la distancia que le separa del PP para hacerse con el poder. Este pequeño impulso sí permite a los socialistas ampliar, en casi un punto, la distancia que les separa de Podemos, por lo que con 12,8 puntos de diferencia ya no ven peligrar su hegemonía como primera fuerza de la izquierda".

Respecto a los terceros en discordia, la crónica apunta: "El «efecto Podemos» se mitiga y la formación de Pablo Iglesias acusa los primeros meses de gobierno de sus ejecutivos regionales y la inestabilidad del populismo griego. A pesar de experimentar un ligero repunte en junio, el partido morado vuelve en agosto a niveles de hace tres meses, cediendo cuatro décimas. Con un 12,1% de los sufragios se consolidaría como tercera fuerza. (...) Ciudadanos se mantiene como la cuarta fuerza con un 10,4% de los votos, pero experimenta uno de los descensos más acusados –de 1,4 puntos– respecto al barómetro anterior. Con estos datos, se coloca a niveles de marzo y obtendría una representación parlamentaria de hasta 23 diputados. Los algo más de 2,5 millones de votos que obtendrían si hoy se celebrasen elecciones provienen en su mayoría de ex votantes del PP (52,5%), de UPyD (19,3%) y del PSOE (11,5%)".

Canción triste del 3%

El 3% sigue en la agenda, a pesar de los esfuerzos de la prensa de Barcelona por minimizar el impacto. Sin salir del diario de Planeta, J. M. Zuloaga aporta novedades respecto al destino del dinero público despistado. Dice así si pieza: "La investigación que realiza la Policía Nacional sobre la posible existencia de cuentas bancarias fuera del territorio nacional, en concreto en Gibraltar, de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), a través del que fue su tesorero entre 2005 y 2010, Daniel Osácar, podría desvelar importantes novedades en los próximos días, según han informado a LA RAZÓN fuentes conocedoras del asunto. Desde hace más de un año, los agentes trabajan sobre este tema, ya que se sospecha que parte del dinero proveniente del cobro de comisiones del 3% a empresas por la adjudicación de obras en Cataluña habría sido ocultado en estas cuentas, cuyo titular se desconoce de forma fehaciente, pero que podría ser el propio Osácar o personas o entidades controladas por él".

Persiste: "Un dato que ha elevado las sospechas de los investigadores es que, a raíz de producirse filtraciones cuando comenzaron las pesquisas, el dinero de alguna de estas cuentas inició un recorrido por distintos paraísos fiscales. Sin embargo, aunque el dinero haya desaparecido, lo que sí queda constancia es de si la cuenta o cuentas han existido y a nombre de quién figuraban. Ese rastro se ha seguido y se han cursado, a través de las autoridades fiscales y judiciales, las correspondientes comisiones rogatorias, cuyo resultado no va a tardar en conocerse, según las citadas fuentes, por más que la cantidad que había en las cuentas haya recorrido medio mundo".

Más: "Lo que tratan de confirmar es si una de las cuentas originarias, relacionada directamente con Daniel Osácar, se hallaba en una entidad bancaria de Gibraltar, aunque a raíz de esas filtraciones, el dinero emprendió el citado «viaje» por los paraísos fiscales. También se sospecha que entidades bancarias suizas han podido tener cuentas relacionadas con Osácar, aunque este extremo está aún por confirmar y no ha podido ser acreditado".

Los nervios en Convergència son evidentes. Hay una quincena de ayuntamientos bajo la lupa de los investigadores y cerca de 25 adjudicaciones a Teyco por revisar. No hay pan para tanto chorizo, dicen en Madrid. En Barcelona sería que no hay banderas para tanto patriota en falso. El 3% está de moda y puede marcar la campaña. Este miércoles, mitin de Mas en el Parlament. Habrá preguntas incómodas y se espera que el President se desgarre o estripe la camisa y ponga cara de "no le tolero que diga eso". Hará un "diuen, diuen, diuen" en la gran tradición del monólogo catalanista. La canción triste del 3%. Tres tristes tigres. Diga 3%. Mucho ha durado el montaje y más que puede llover.

La filípica a los catalanes

Lo de Felipe González y su carta a los catalanes ha provocado gran conmoción en Cataluña, una especie de choque anafiláctico con ronchas que pican y espumarajos varios. En El País, asiento de la correspondencia del ex presidente con los catalanes en general, recogen los exabruptos en portada. Firman M. Noguer y J. Casqueiro: "La petición del ex presidente del Gobierno Felipe González de que la crisis soberanista catalana se solucione con diálogo fue recibida con descalificaciones por parte del entorno de Artur Mas. Dirigentes de Convergència y de ERC optaron por ataques personales a González y evitaron rebatir los argumentos de la carta publicada en El País. La número dos de la lista única independentista, Carme Forcadell, acusó a González de estar 'desprestigiado'. El coordinador de Convergència, Josep Rull, le llamó 'impresentable'".

Sigue la nota: "El Gobierno coincide con el espíritu de la carta de González, que considera una adecuada llamada a la cordura. 'Está en la dirección correcta', dijeron fuentes de Moncloa. 'Su voz reconforta a muchos españoles'. (...) El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, dijo que coincide con la necesidad de 'diálogo, consenso y convivencia'".

La lectura nacionalista de la misiva incide más en lo de Albania y la Alemania nazi, comparaciones que encuentran inaceptables, ofensivas y desproporcionadas. En Madrid, la crítica tiene otro sentido. Federico Jiménez Losantos, abre la opinión de El Mundo con el siguiente comentario: "La prueba de cómo está de corrompido y desnortado el discurso político en España es que ayer la gran noticia de la 'rentrée' política era la carta de Felipe González "A los catalanes" publicada en El País. El artículo era bueno pero no nuevo. En cualquier mitin de Rivera y Arrimadas, e incluso de García Albiol, se dicen hoy casi las mismas cosas y casi con las mismas palabras sobre el coste que para Cataluña y el resto de España tendría un gran éxito de la candidatura Juntos por el sí, también llamada del 3%, que es, junto al 'tapado' Mas, y el 'escondidito' Junqueras, el argumento oculto de los que quieren "desconectar" a Cataluña de la legalidad y la legitimidad actuales. El Rey podía haber dicho lo mismo en Nochebuena".

Y Raúl del Pozo cierra la opinión del mismo periódico con este apunte: "Felipe González, en una carta demoledora, avisa a los catalanes de las consecuencias del extraño desatino de Mas. "Comete -escribe Felipe- el mismo error que Tsipras, pero fuera de la ley y con resultados más graves". Ese "despropósito", esa "vía muerta" llevaría a Cataluña a una especie de Albania del siglo XXI. "Es lo más parecido a la aventura alemana o italiana de los años 30". Los catalanes se enfurecen cuando se les recuerda la resistible ascensión del fascismo, pero así ven a los secesionistas en algunos lugares de Europa, donde el rebrote del nacionalismo se teme como el anuncio de una nueva masacre".

31 de agosto, santos Ramón Nonato, Aidano de Lindisfarne, Arístides de Atenas y Paulino de Tréveris