Cotización Ibex 35

El empresariado catalán lanzará la próxima semana un manifiesto crítico con el independentismo

La gran patronal catalana entregará un documento a los partidos en el que carga contra quienes consideran plebiscitarias las elecciones y reclama un gobierno para el país

3 min
Joaquín Gay de Montellà, Juan Rosell y Josep Lluís Bonet, presidentes de Foment del Treball, CEOE y Cámara de España, respectivamente.
Xavier Salvador
Jueves, 27.08.2015 21:01

Las elecciones del 27S no son plebiscitarias. Servirán para formar un nuevo gobierno de Cataluña y el empresariado del país quiere saber cómo gobernará y con qué programa. Esos son los dos ejes básicos del manifiesto que Foment del Treball, la gran patronal de Cataluña, ha elaborado para presentar el próximo lunes a los partidos políticos y hacer extensivo a la opinión pública un día después.

Los empresarios de la organización que preside Joaquim Gay de Montellà saldrán de su habitual celda de prudencia política para reclamar a las formaciones que expliquen cuál es su programa de gobierno. “Nos preocupa qué hará el próximo gobierno, sea cual sea”, explican.

Política fiscal e industrial, grandes incógnitas

Desde su punto de vista, lo que deberían aclarar los candidatos que concurren a las elecciones es qué pasará con la política tributaria (los impuestos de patrimonio, sucesiones, la parte autonómica del IRPF) o la política industrial (“que no existe”, según dicen”).

El documento elaborado por varios empresarios de la cúpula de Foment se refiere a otro anterior en el que se confeccionaron un centenar de propuestas políticas y pide que el nuevo gobierno tenga una línea de actuación, “no como el actual que no tuvo”, según consideran.

La tragicomedia de decir que no pasará nada

También pedirán que se dejen de sembrar incertidumbres (“no es de recibo que el presidente de la ANC salga y diga que nos quedaremos un tiempo fuera de la UE”) a la vez que se olvide la idea de independencia y se comience a trabajar por el futuro de Cataluña desde una perspectiva económica.

Al empresariado catalán representado por Foment les parece tragicómico que algunos candidatos independentistas consideren que la emancipación de un territorio que representa el 20% del PIB español se venda como una situación inocua para la economía. “A España le vendemos por valor de 50.000 millones. El siguiente cliente es Francia, con 10.000 millones. ¿Nos atrevemos a decir que no pasará nada?”, aseguran quienes han estado tras la confección del documento.

Rosell (CEOE) y Bonet (Cámara de España) se sumarán

La crítica empresarial al proceso independentista lanzado por Artur Mas y seguido por ERC seguirá con otros pronunciamientos del ámbito económico que tendrán lugar en breve. La gran patronal española CEOE, presidida por otro catalán, Juan Rosell, elabora un documento similar con la Cámara de España, el organismo que agrupa a las cámaras de comercio del todo el país y que también preside el catalán Josep Lluís Bonet, presidente de Fira de Barcelona y de Freixenet.

El mensaje de los dos grandes grupos de representación empresarial tiene un nexo común: “los empresarios en Cataluña ya tienen suficientes problemas como para que los políticos añadan otro adicional con los costes que eso tendrá en términos de creación, desaparición de empresas y de puestos de trabajo”.
Comentar