Choque con la ortodoxia alemana

El FMI insiste: es imposible que Grecia pague toda su deuda

La institución presidida por Lagarde se da tiempo hasta octubre para decidir si se incorpora al tercer rescate del país heleno aprobado por el Eurogrupo

3 min
La presidenta del FMI, Christine Lagarde
Redacción
Sábado, 15.08.2015 12:20

El Fondo Monetario Internacional (FMI) no se incorpora por ahora al tercer rescate de Grecia aprobado por el Eurogrupo. El presidente del organismo comunitario, Jeroen Dijsselbloem, indica que la institución presidida por Christine Lagarde quiere primero analizar el avance de las reformas helenas, aunque la principal discrepancia con las medidas pactadas entre los socios europeos recae en las dudas que existen sobre las posibilidades reales del país de hacer frente a la deuda acumulada.

La institución internacional señaló esta semana que el “dramático deterioro en la sostenibilidad de la deuda helena” hace necesario un “alivio en una escala que tendría que ir mucho más allá de lo que ha sido considerado hasta la fecha y a lo que ha sido propuesto por el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE)”, señaló este jueves en un informe a los analistas al que ha tenido acceso Reuters.

Alemania se opone a una quita

El FMI consideró que, como mínimo, es necesario que los países de la zona euro concedan a Grecia un periodo de carencia de 30 años y una extensión de los vencimientos de los nuevos créditos. Señaló que la deuda pública helena llegaría al 200% de su PIB en tan sólo dos años, en lugar del 177% que prevé Bruselas. También duda de que los bonos griegos puedan volver a cotizar en los mercados en 2018 para que su financiación sea parcialmente autónoma.

La voluntad del FMI choca con la ortodoxia alemana. El Gobierno de la canciller Angela Merkel se opone radicalmente a una nueva reestructuración de la deuda helena. De hecho, el plan aprobado este viernes por la noche tras seis horas de negociación en Bruselas no es un plato del gusto germano. El ministro de Economía del país, Wolfgang Schäuble, ya dejó claro a principios de mes que aplicar una nueva quita “no es posible” y ha sido una de las voces más críticas con las propuestas presentadas por el Ejecutivo de Syriza.

Decisión en octubre

Dijsselbloem indicó que el organismo con sede en Washington se podría incorporar al rescate en octubre, cuando se revise el impacto de la primera inyección de capital 13.000 millones de euros. Según el Eurogrupo, lo que más preocupa al FMI es la reforma del sistema de pensiones que debe llevar a cabo el Gobierno de Alexis Tsipras.

El tercer rescate heleno quedaría tocado sin la bendición de la institución internacional. La asistencia financiera aún no ha terminado con los trámites burocráticos. Los parlamentos nacionales deben dar su visto bueno al plan en un proceso que se espera que concluya el miércoles sin sorpresas. España hará lo propio un día antes, el martes.

Por ahora, Francia ya ha hablado del tercer rescate heleno. El Gobierno de François Hollande considera que el visto bueno del Eurogrupo al programa de asistencia económica es un éxito para Grecia.