El debate territorial

El PSOE trabaja en una reforma constitucional que establezca un trato "diferencial" para Cataluña

La propuesta de reforma de la Carta Magna del comité de expertos de los socialistas prevé que se contemple la "singularidad" y "personalidad" de Cataluña, otorgándole un trato especial respecto a otras CCAA

2 min
Pedro Sánchez, durante el acto de proclamación como candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno
Redacción
Lunes, 10.08.2015 14:32

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha hecho de la reforma constitucional su principal propuesta para tratar de solucionar la tensión territorial que existe entre la Generalitat y el Gobierno.

Sánchez no quiere que su propuesta quede en agua de borrajas y ha encargado el estudio de dicha reforma a un comité de expertos cercanos al PSOE que tratarán de consensuar los preceptos que rigan el evenutal nuevo texto constitucional.

Los expertos constitucionalistas trabajan en el texto de reformas divididos en diferentes bloques entre los que el apartado territorial destaca como el más delicado políticamente, según informa El País.

Se recogerá el "hecho diferencial" de Cataluña

El PSOE ve necesario que el nuevo texto de la Ley Fundamental contemple el "hecho diferencial" de Cataluña, su "singularidad" y su "personalidad". Unas cuestiones que, al mismo tiempo, no quieren que suscite quejas en el resto de CCAA.

En esta línea, el esfuerzo para resolver el conflicto territorial no puede dejar otros aspectos al margen. Muchos de los expertos consultados ven también la existencia de una “crisis generacional” más allá de la territorial y son conscientes que centrarse solo en el desafío secesionista puede ser contrapoducente.

Un número de senadores inferior a los 266 actuales

Los constitucionalistas ofrecerán a la dirección del PSOE dos modelos sobre la reforma del Senado y sobre quiénes serán sus miembros: representantes de los Gobiernos autónomos o senadores designados en elección directa o por designación autonómica.

El número de senadores será inferior a los 266 actuales. Según los expertos, existe actualmente una desproporción evidente y viene dada por el criterio provincial. Por ejemplo, Castilla y León tiene muchos más senadores que Madrid.

Esta reforma de la Cámara Alta representaría también acabar con la función de segunda lectura que ostenta actualmente el Senado para aprobar leyes. Solo se verían normas que afectan a las Comunidades. La última palabra sobre financiación de las autonomías la tendría esa cámara territorial.

Comentar