Cotización Ibex 35
Moda y productos para el hogar 'hipsters'

Friday's Project regresa a lo grande: 100 metros cuadrados en las Ramblas de Barcelona

El Grupo Comdifil relanza la marca con una línea de productos propios que pretende competir por producto y precio con firmas como System Action o la línea de Urban Outfitters

2 min
Imagen del nuevo catálogo de Friday's Project y el fundador de Comdifil, Julián Imaz (derecha)
Redacción
Martes, 18.08.2015 18:39

Julián Imaz relanzará por la puerta grande este jueves el primer proyecto que dirigió cuando en 2000 llegó un acuerdo con Inditex para adquirir el 100% de la proveedora Comdipunt, la génesis de Comdifil: Friday’s Project. El impulsor de Bershka abrirá este jueves en el corazón de Barcelona, las Ramblas, un macrostroe de 100 metros cuadrados de superficie comercial para mostrar la nueva vida de la firma.

¿Cuál será la principal diferencia con su etapa anterior? De entrada, el precio. El ticket subirá para competir con otras enseñas como System Action o la línea propia de Urban Outfitters, Anthropologie. Es decir, el coste medio estará más cerca de los 50 que de los 20 euros. El producto también será parecido: prendas urbanas con líneas sencillas destinadas a mujeres entre 25 y 45 años.

El grupo plantea descuentos de hasta el 30% que aplicará sólo el día de la inauguración.

Moda ‘hipster’

Comdifil indica en un comunicado que ha apostado por los tejidos “naturales y ligeros”. A imagen de la cadena estadounidense, cuyo único establecimiento en el país se encuentra a pocos metros de Friday’s Project, en plaza Cataluña, también venderá “productos de decoración, belleza, cuidado personal y arte de pequeño formato”.

Imaz sabe que la moda hipster vende. Ese es el mercado al que va destinado la hermana pequeña de Firday’s Project, la firma Double Agent, muy enfocada a un público juvenil y con un precio medio bastante más económico del que ahora se plantea.

Expansión

El plan de expansión para la marca relanzada pasa por abrir establecimientos propios en ciudades de referencia (se espera que pronto llegue a Madrid) y estudiar licencias a terceros y ventas multimarca. El mismo plan que ha llevado a Double Agent a hacerse un sitio en el mercado nacional.

Comdifil facturó en 2014 unos 130 millones de euros. La inmensa parte de la cifra de negocios se respalda en la tercera marca de su catálogo: la low cost Shana.