Hollande anuncia bajadas de impuestos en 2016 "si el crecimiento lo permite"

El socialista asegura que impulsa la medida para que los franceses se beneficien de “la mejora económica” que ya ha provocado críticas por la proximidad con las elecciones presidenciales

2 min
El primer ministro francés, el socialista François Hollande
Redacción
Jueves, 20.08.2015 14:37

El presidente francés, el socialista François Hollande, ha sorprendido al país en plenas vacaciones con el anuncio de una medida que pocos se esperaban: una rebaja de impuestos en 2016. La promesa tiene un matiz, sólo se aplicará “si el crecimiento económico del país se amplía en 2016”.

“Promovemos este movimiento para que los franceses sean los primeros en beneficiarse del resultado obtenido” con los ajustes para dinamizar la actividad, anunció el jefe del Estado en una entrevista al medio local L’est Républicain.

Crecimiento del 1,7% en 2016

Hollande estima que el PIB galo avanzará hasta el 1% en el ejercicio en curso. Esta es la previsión que mantiene el Gobierno de Manuel Valls, aunque el Instituto Nacional de Estadística francés estima que economía nacional crecerá el 1,2% este año y que llegue al 1,7% en 2016. La Comisión Europea ratificó esta cifra en su informe de coyuntura de los 28.

Para detallar la rebaja de la fiscalidad, Hollande espera una mayor concreción de estos datos. De esta forma, la rebaja de impuestos llegará pocos meses antes de las elecciones presidenciales de 2017 en Francia, en las que es probable que el socialista se presente a la reelección. La oposición y los medios críticos con el Jefe del Estado la han criticado por considerarla electoralista. 

Rebajas anteriores

Hollande se ha defendido de las acusaciones al señalar que ya aplicó una “primera rebaja de la fiscalidad en 2014” para compensar los ajustes aplicados en el país en 2012 y 2013. El primer ministro indica que se han beneficiado “más de tres millones de hogares” y que la revisión que se ha hecho en el ejercicio en curso beneficiará “a nueve millones” de personas.

Sólo existen dos líneas rojas en la rebaja de impuestos: la ecotasa y los peajes para financiar la transición energética. El socialista ha defendido la importancia de mantenerlos para que puedan cumplir con su objetivo final.

El Gobierno francés quiere evitar problemas económicos en la aplicación de las políticas medioambientales.
Comentar