La falsa "dedicación exclusiva" de alcaldes en la Diputación de Barcelona

El ente provincial paga los mejores sueldos de toda España, razón por la que los políticos que duplican cargo renuncian a los salarios de sus ayuntamientos

5 min
La presidenta de la Diputación de Barcelona, Mercè Conesa, y los cuatro vicepresidentes, Dionís Guiteras, Meritxell Budó, Martí Pujol y Marc Castells
Laura Fàbregas
Viernes, 21.08.2015 23:09

Se ha convertido en una práctica habitual que alcaldes y concejales renuncien a su salario municipal para cobrar el de la Diputación de Barcelona, que representa un sueldo superior al de sus respectivos consistorios.

En su web, el sindicato CGT ha sido uno de los más críticos con esta forma de obrar al considerar que estos cargos reciben una cantidad de dinero público por una "dedicación exclusiva" que, en la práctica, no tienen, dado que siguen ostentado y desempeñando los cargos de alcaldes y concejales en sus localidades.

Estos miembros electos del ente provincicial aluden a una supuesta condición laboral de dedicación exclusiva para poder así "cobrar el sueldo de la Diputación, que es más elevado", afirman en la web del sindicato.

La Diputación defiende que es acorde con la ley 

Desde la Diputación de Barcelona argumentan que esta situación es totalmente coherente con la ley de regimen local que obliga a que un diputado sea también alcalde o concejal.

Respecto al status de "dedicación exclusiva" explican, que algunos cargos, como el de Presidente, requieren de esta consideración.  

Hecha la ley, hecha la trampa

La ley impide que los cargos electos puedan recibir dos salarios públicos, lo que propicia que los dirigentes renuncien al salario más bajo, en este caso el de sus municipios.

A través de la consideración laboral de exclusividad pueden mantener su sueldo en el organismo supramunicipal y, al mismo tiempo, seguir cobrando las dietas, asistencias a plenos y otros complementos de su trabajo municipal. Y es que hecha la ley, hecha la trampa.

Esta dinámica es frecuente en todas las diputaciones, pero se ha convertido en norma en la de Barcelona. En 2013, fueron 14 alcaldes los que compaginaban ambos cargos y ahora, este 2015 serán 11 en total.

Mercè Conesa (CiU), la que más gana en España

Los miembros electos no suelen acudir a la diputación más de tres veces a la semana y, pese a ello, reciben sueldos mensuales que oscilan de los 3.700 a los 7.000 euros. Un salario que puede llegar a duplicar lo que ganarían por sus labores consistoriales.

La presidenta de la Diputación de Barcelona y alcaldesa de CiU en Sant Cugat del Vallés, Mercè Conesa, cobra 7.107, 85 euros por sus funciones al frente del ente supramunicipal. Una cifra que la convierte en la mejor pagada de todo el territorio, según informa Press Digital.

Asimismo, el alcalde de Moià, Dionis Guiteras Rubio (ERC-AM), percibe 6.367 euros brutos al mes por ser el vicepresidente primero y presidente del Área de Territorio y Sostenibilidad.

En situación idéntica se encuentra Marc Castells Berzosa (CiU), alcalde de Igualada; Martí Pujol Casals (ERC-AM), alcalde de Llinars del Vallés; Meritxell Budó Pla (CiU), alcaldesa de La Garriga; Núria Parlón Gil (PSC-CP), primera edil de Santa Coloma de Gramenet; Joan Carles García Cañizares (CiU), alcalde de Tordera; Núria Marín Martínez (PSC-CP), alcaldessa de Hospital del Llobregat; Jordi Fàbrega Colomer (ERC-AM), alcalde de Sant Pere de Torelló; Pilar Díaz Romero (PSC-CP), alcaldesa de Esplugues de Llobregat; y Josep Salom Ges (CiU), alcalde de Tona.

Políticos sin escaño recolocados en la diputación

Paralelamente al caso de los miembros electos, la Diputación de Barcelona anunció el pasado 7 de agosto el nombramiento del personal eventual que formará parte del organismo público. La mayoría de estos nuevos cargos proceden de partidos políticos, lo cual ha originado otra polémica sobre el uso que las fuerzas políticas hacen de las instituciones públicas.

Dos casos que ilustran las críticas son el de los ex concejales David Escudé (PSC) y Alberto Villagrasa (PP). Ambos políticos no resultaron reelegidos de las municipales de mayo y, finalmente, han sido recolocados en el ente provincial. Escudé, por su parte, era concejal socialista del Ayuntamiento de Barcelona en la anterior legislatura, y Villagrasa fue diputado provincial y es un cargo orgánico del partido.

Sueldos de más de 5.000 euros

El salario mensual de estos cargos, que en la actualidad son ocupados por 41 personas, oscila desde los 3.500 euros a los 5.600 euros.

El anuncio del nombramiento aparece en el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña (DOCG) y distribuye los cargos entre asesores técnicos y asesores de grupos políticos.

PSC y CDC son los que más cargos colocan

Los socialistas son, junto a los nacionalistas de CDC, los que más asesores tienen en el ente público. Esto se debe principalmente a que son las formaciones políticas que más asesores pueden designar por razón de resultados electorales.

Algunos de los que repiten como asesores son Joan Roma Cunill, ex alcalde de Borredà y ex diputado al Parlament; y Laura Costa Oliver, miembro de la cúpula de CDC y segunda tiniente de alcalde de Sant Celoni.

Por contra, dos de los que se 'estrenan' en el cargo tras la debacle electoral de sus formaciones son el ya mencionado David Escudé, y Juan Parralejo, ex edil de Ripollet durante casi dos lustros que en los últimos comicios quedó relegado en la oposición.

Comentar