La Generalitat discrimina al área metropolitana frente a la Cataluña rural

El reparto del Fondo de Cooperación Local premia a las comarcas menos pobladas por "solidaridad interterritorial"

2 min
Reparto del FCLC para 2015 (fragmento)
Carles Bellsolà
Martes, 25.08.2015 20:43

La Generalitat de Cataluña discrimina a las áreas metropolitanas, más pobladas, en el reparto del Fondo de Cooperación Local de Cataluña (FCLC). No en cantidades absolutas, pero si en cifras per capita. Y por criterios de "solidaridad interterritorial".

Este fondo, contemplado en el Estatut, reparte anualmente una parte de los ingresos de la Generalitat a los entes locales, según la ley de presupuestos de cada ejercicio. Para 2015, y según publica el Diario Oficial de la Generalitat (DOGC), se distribuyen un total de 37,45 millones de euros entre los consejos comarcales. Y las comarcas rurales, menos pobladas, son las que reciben más dinero por habitante.

La comarca que más dinero recibirá este año será el Barcelonès, la más poblada de Cataluña con diferencia, con sus 2,23 millones de habitantes. Y también será la que menos dinero por habitante reciba: solo 1,08 euros por persona, muy por debajo de la media del total de Cataluña, que es de 4,98 euros.

Las comarcas urbanas, con menos dinero per capita

También por debajo de la media están otras comarcas del área de influencia de Barcelona: el Vallès Occidental (1,63 euros por habitante), el Baix Llobregat (1,76), el Maresme (2,51), y el Vallès Oriental (2,78). Igualmente por debajo de la media están las comarcas más pobladas de Tarragona (Tarragonès y Baix Camp), Lleida (Segrià) y Girona (Gironès).

El resto de comarcas están por encima de la media catalana. Y están especialmente primadas las menos pobladas. Los dos casos más extremos son los de dos comarcas pirenáicas de Lleida, el Pallars Sobirà y la Alta Ribagorça, que recibirán 108,81 y 187,23 euros por habitante, respectivamente.

Los criterios de reparto

El reparto para cada consejo comarcal está regulado por la ley de presupuestos, en base a los criterios "de población y de solidaridad interterritorial". Las comarcas reciben más dinero como más pobladas sean y mayor densidad tengan. Pero además se prima a las comarcas con mayor superficie, mayor número de municipios, y municipios menos poblados, así como a las que tienen menor renta.

Un caso particular es Val d'Aran, con un régimen especial, y que recibe directamente un 1,86% de la partida destinada a los consejos comarcales.

Comentar