tras la comparecencia de Fernández Díaz

La Guardia Civil también desmiente al ministro del Interior: Rato nunca ha denunciado amenazas

La asociación mayoritaria de agentes del cuerpo afirma que no hay constancia de que el ex vicepresidente del Gobierno manifestara que se sentía intimidado

2 min
El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, durante su comparecencia para explicar la reunión mantenida con Rato
Redacción
Sábado, 15.08.2015 14:19

Las explicaciones que ofreció el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, sobre la reunión en su despacho con el ex vicepresidente del Gobierno, Rodrigo Rato, también han “desconcertado” a la asociación mayoritaria de la Guardia Civil. La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha manifestado este sábado que “no hay constancia” de que el imputado por varias causas “haya presentado denuncia alguna por sentirse intimidado”.

Fernández Díaz aseguró que el único motivo del encuentro era que Rato estaba muy preocupado por su seguridad personal y que no hablaron de las múltiples causas judiciales que tiene abiertas.

Petición de dimisión

El ministro manifestó este viernes ante la Comisión de Interior del Congreso que Rato había recibido amenazas, especialmente por las redes sociales, y habló de 400 tuits. El ex vicepresidente del Gobierno nunca los pudo recibir personalmente, ya que no tiene cuenta personal en la red social Twitter.

La asociación policial se une a los partidos de la oposición que piden la dimisión del titular de Interior. Los guardias civiles denuncian que se utilice “diferente rasero” para medir las amenazas recibidas por los ciudadanos españoles y las que recibió, presuntamente, Rato, que sigue disfrutando de sus vacaciones en Gijón (Asturias). Este sábado por la mañana los periodistas que hacen guardia en la puerta de su casa le han visto salir sólo a hacer deporte con su bicicleta. 

Amenazas a un Guardia Civil

La asociación recrimina a Fernández Díaz que sea tan “sensible” con el caso del también ex presidente de Bankia y lo reciba en su despacho, y obvie, por ejemplo, las pruebas que ha aportado un miembro del cuerpo de seguridad que sufrió “amenazas graves y serias” y que facilitó la captura y puesta a disposición judicial de una banda criminal.

Sobre este caso en concreto, AUGC asegura que sus superiores han sido “indiferentes a sus peticiones” y a todos los informes presentados sobre las medidas solicitadas para proteger al amenazado.

La esposa del agente envió una carta a la reina Letizia para solicitar su intercesión en el asunto, ya que teme por su vida y la de su familia. El ministerio no ha mostrado ningún interes por la situación, denuncia la organización.

Comentar