dos depreciaciones en 48 horas

La segunda devaluación del yuan sacude las bolsas mundiales

Las cotizaciones de las empresas que venden a China y las que están implantadas en el gigante asiático se desploman

2 min
La Bolsa de Tokio ha sido una de las que más han notado los efectos de la devaluación del yuan
Redacción
Miércoles, 12.08.2015 10:31

El Ibex 35 se desplomaba un 2,29% alrededor de las 10 de esta mañana, lo que le llevaba a situarse en los 10.896,7 puntos, después de que las autoridades de China hayan anunciado una nueva devaluación del yuan, de otro casi 2%, como el martes, lo que sitúa su valor en mínimos de cuatro años y mantiene la presión sobre las bolsas europeas y abre la puerta a una nueva guerra de divisas.

En concreto, China ha vuelto a rebajar este miércoles otro 1,62% el tipo de cambio de referencia del yuan con respecto al dólar después de que ayer lo hiciera en un 1,9%. Ambos movimientos perjudican a la industria exportadora de todo el mundo porque hace más baratas las ventas al exterior de los productos chinos y encarece las importaciones.

En todo el mundo

De esta forma, el selectivo madrileño y las bolsas europeas, que pronunciaban también sus caídas al 1,95% en el caso de Fráncfort y al 1,71% en el caso de Londres, seguían la estela marcada por Wall Stret, que cerraba la sesión con un descenso del 1,21%, y por el Nikkei, que retrocedía un 1,58% al cierre.

Pasados unos minutos de las 9.30 horas, todos los valores cotizaban en negativo, liderados por Gamesa (-4,29%), Abengoa (-4,19%), ArcelorMittal (-3,68%), IAG (-3,10%), Inditex (-2,99%) y Sacyr (-2,98%). Se trata de empresas con mucha exposición al mercado chino.

En el mercado de divisas, la cotización del euro frente al billete verde se fortalecía hasta los 1,1039 dólares en la apertura de los mercados.

La intervención de Pekín

Tras los desplomes de las bolsas chinas el mes pasado, las autoridades de Pekín, que ya intervinieron para cortar la hemorragia bursátil, vuelven a hacerlo ahora en apoyo a sus exportaciones en lo que podría dar lugar a una nueva guerra de divisas.

Hay quien especula que la política de los chinos podría llevar a la Reserva Federal a retrasar sus planes de subir poco a poco los tipos de interés.

Todas las bolsas del mundo se han visto sacudidas por las medidas de China, que suponen adicionalmente el encarecimiento de las compras al exterior. La industria del automóvil lo sufrió con la primera devaluación del martes y lo repite hoy.

Comentar