Contradicción en Sí que es pot

Lienas: una defensora de abolir la prostitución, con socios que han apostado por regularla

ICV-EUiA pidió en el Congreso incluir la prostitución en el régimen de autónomos de la Seguridad Social

3 min
La escritora Gemma Lienas, en una parada de Sant Jordi este año
Carles Bellsolà
Viernes, 7.08.2015 21:14

Gemma Lienas, la flamante número dos de Catalunya sí que es pot, la candidatura participada por ICV-EUiA, Podemos y Equo para las elecciones del 27S, es conocida por su activismo en contra de la regulación de la prostitución. Pero sus compañeros de viaje actuales no lo tienen ni mucho menos tan claro.

Lienas se ha mostrado frontalmente en contra de regularizar la prostitución tanto en numerosos artículos publicados en la prensa como en su libro Quiero ser puta. Entre el modelo holandés de regularización y el modelo abolicionista sueco, que penaliza a los clientes de la prostitución -pero no a las prostitutas-, apuesta claramente por el segundo. Algunos de sus argumentos recurrentes son que las inmensa mayoría de las prostitutas los son contra su voluntad, que la regularización no disminuye sino que aumenta el tráfico sexual, y que la prostitución no puede considerarse como un trabajo más.

ICV-EUiA pidió la regularización en el Congreso

Una postura muy clara. Que no comparten sus socios políticos con tanta claridad. En 2007, el Grupo de IU-ICV en el Congreso presentó una proposición no de ley para regular la prostitución voluntaria. En la propuesta, se señalaba que la prostitución es un trabajo por "autodefinición", y que cumple "todos los requisitos legales" para estar incluída en el régimen de autónomos de la Seguridad Social. Es decir, todo lo contrario a lo que afirma Lienas, que se opone frontalmente a considerar la prostitución como un trabajo regularizado.

Dos años después, en 2009, en el marco de la polémica por la prostitución callejera en las calles del centro de Barcelona, ICV-EUiA se desmarcó de las propuestas prohibicionistas del entonces alcalde, el socialista Jordi Hereu. Por el contrario, los ecosocialistas volvieron a proponer una regularización a nivel estatal, con derecho a seguridad social, sindicación y negociación colectiva.

Ambigüedad reciente

Más recientemente, en ICV-EUiA se ha mostrado una actitud más ambigua -y más incómoda- en relación al debate sobre la prostitución. Este mismo año, cuando C's sorprendió con su propuesta de regularización, desde los ecosocialistas se prefirió apostar por acciones concretas para proteger al colectivo de prostitutas.

Una postura parecida defiende Barcelona en Comú, donde también participan ICV-EUiA, Podemos y Equo, y cuya lista integró, en el número 36, la propia Lienas. Sin hablar de abolición ni de regulación, el programa de BComú promete "velar por los derechos de las personas que ejercen la prostitución". Con medidas como "promover la derogación de los artículos de la Ordenanza del Civismo que aumentan la vulnerabilidad de estas personas", y "anular todos los expedientes administrativos abiertos" contra las prostitutas.

Aunque también en BComú ha habido una cierta ambigüedad y una tendencia a la regularización. En marzo, cuando se presentó un lobby de prostitutas catalanas a favor de la regularización, BComú anunció de entrada que apoyaba sus propuestas.

Comentar