la caída del precio del crudo

Llenar el depósito cuesta casi 11 € menos que el verano pasado

El litro de gasóleo está un 4,9% más barato que a principios de julio y el de gasolina un 3%

2 min
Imagen de una mujer en el autoservicio de una gasolinera
Redacción
Jueves, 6.08.2015 12:19

Llenar un depósito medio de 55 litros de capacidad de gasolina cuesta en estos momentos 70,6 euros, 6,6 euros menos que hace un año, mientras que en el caso del gasóleo el coste asciende a 61,5 euros, 10,7 menos que en la misma semana de 2014.

Esa reducción del coste responde a que, en relación a hace un año, el precio de la gasolina es un 8,6% más barato y el del gasóleo, el 14,9%.

Un 3% menos en el último mes

El precio del litro de gasolina se ha situado esta semana en los 1,284 euros tras encadenar su tercer descenso consecutivo, con lo que ha registrado un abaratamiento del 3% desde principios de julio, según datos recogidos por Europa Press a partir del Boletín Petrolero de la Unión Europea.

El gasóleo cuesta actualmente 1,119 euros y encadena diez semanas de tendencia a la baja sin registrar un incremento en su precio. Este carburante, consumido por el 80% del parque automovilístico, cuesta en la actualidad un 4,9% más barato que a principios de julio.

La cotización del barril también baja 

Esta caída en las últimas semanas en los precios de los combustibles coincide con la tendencia bajista en el precio del crudo, que esta semana en el caso del barril de Brent, de referencia en Europa, se ha vuelto a situar por debajo de los 50 dólares. De esta manera, su precio se acerca al mínimo de 46 dólares que marcó a principios de año.

Las carburantes cuestan en España menos que en la medio de la UE, donde el precio de venta al público del litro de gasolina se sitúa en 1,474 euros y el de gasóleo 1,242 euros de media en la UE.

El menor nivel de precios finales con respecto a los países del entorno se debe a que España, pese a las subidas del IVA, a los mayores impuestos y a los nuevos gravámenes al biodiésel, sigue contando con una menor presión fiscal.