Los 'amigos' de Florentino Pérez fueron los más beneficiados en Baleares en la época de Matas

Las constructoras de la competencia consiguieron sólo las migajas en las adjudicaciones públicas realizadas durante su mandato, según la querella del fiscal Horrach

4 min
El hospital balear Son Espases con Jaume Matas, en primer término, y Florentino Pérez, detrás.
Redacción
Miércoles, 26.08.2015 19:17

Si Florentino Pérez era el constructor favorito de Jaume Matas durante su mandato en Baleares, como ha quedado demostrado en los documentos de la investigación por el caso Son Espases, un análisis más detallado de las adjudicaciones de obra pública durante esa época muestra que en lo que respecta a las constructoras regionales, principalmente los socios de ACS tenían acceso al gran pastel de las adjudicaciones. Los menos amigos, en cambio, se conformaban con las migajas.

Durante los cuatro años del gobierno del popular Matas, el Grupo ACS se adjudicó el 19% de todas las obras públicas por más de 210 millones de euros. Del importante grupo de empresas constructoras de Baleares, la que consiguió mayores contratos en ese periodo fue el Grupo Mascaró, con 75 millones, seguido de cerca por la empresa Llabrés Feliú, con más de 53 millones en adjudicaciones.

¿Con quién hacer la UTE?

Ambos son los socios habituales de ACS en todas las Uniones Temporales de Empresas (UTE) con las que el grupo del presidente del Real Madrid acudió a los concursos de obras públicas en Baleares. El resto de las constructoras regionales, que participaban en UTE con Ferrovial, Sacyr y otras grandes constructoras, apenas participaron en las grandes infraestructuras iniciadas en la época y se contentaron con adjudicaciones de menor nivel o importancia.

Algunas de estas constructoras regionales plantaron cara al gobierno Matas, como el Grupo Sampol, que interpuso una demanda por su exclusión en la adjudicación de la construcción del hospital Son Espases, ganada al final por ACS.

Atendida una de las quejas

Sampol defendía que su oferta, integrada en UTE con Ferrovial, era la más ventajosa y ahora los tribunales reconocen en parte su demanda y obligan al ejecutivo balear a volver a estudiar la oferta. Es una victoria puramente moral, una vez que el hospital está terminado y en funcionamiento.

La constructora Sampol ha sido una de las excluidas de forma sistemática de la ejecución de las grandes infraestructuras de Baleares promovidas por el gobierno de Matas, con apenas el 1,9% del total de las adjudicaciones.

¿Pedía Matas comisiones por obras?

Gabriel Sampol, presidente del Grupo Sampol, es una de las piezas esenciales de la investigación contra Matas y sus corruptelas en la caso Son Espases. En la querella del fiscal anticorrupción Pedro Horrach, convertida ya en causa judicial por el juez Castro, figura su declaración de cómo en plena tramitación del concurso del hospital, Matas se presentó a cenar sin invitación en su casa donde insinuó con toda claridad que estaba a la espera  de una oferta de comisión por la adjudicación de la obra. Como no hubo tal propuesta, siempre según la misma declaración, Matas se fue sin llegar a los postres.

En la querella figuran también las declaraciones del ex concejal de Urbanismo de Palma de Mallorca, Javier Rodrigo de Santos (PP), quien manifestó que era habitual que Matas solicitase comisiones a las constructoras por las adjudicaciones de obras y que el encargado de las gestiones era el gerente del partido en aquella época, Fernando Areal.

Tiempo judicial para ‘Floro’

Fuentes judiciales señalan que Florentino Pérez tendrá que comparecer ante el juez Castro en las próximas semanas en calidad de testigo en la causa que se sigue contra Matas y otros imputados en el caso Son Espases para aportar datos sobre cómo se adjudicó al final a ACS la construcción del hospital.

No es el único contratiempo judicial al que tiene que hace frente el presidente de ACS y del Real Madrid. El sumario de la operación Púnica, recientemente hecho público, revela conexiones del Real Madrid con imputados en esa causa, así como relaciones de filiales de ACS con intermediarios de la red Púnica para conseguir contratos en municipios de Madrid. Todo ello está bajo investigación judicial y obligará a Florentino Pérez a visitar de forma asidua sedes judiciales.
Comentar