Los mercados esperan un gesto de Pekín que acabe con las turbulencias

Wall Street cierra el 'lunes negro' con una caída del 3,58%, lo que hace presagiar más pérdidas en las próximas jornadas

3 min
Un operador de Wall Street se lleva las manos a la cabeza durante el desplome de la apertura de la bolsa de Nueva York.
Redacción
Lunes, 24.08.2015 22:14

Wall Street ha cerrado la sesión del lunes con unas pérdidas acusadas, en la misma línea que el viernes pasado. El Dow Jones cerró con una caída del 3,58% (3,12% el viernes), mientras que el índice de las tecnológicas acabó bajando el 3,82% (4,28% el viernes). Estos datos dejan las espadas en alto para la sesión de mañana, y no adelantan buenos augurios. 

Las alarmas mundiales siguen encendidas por la inestabilidad que genera el temor al estancamiento de la economía china y sus secuelas en el resto de los países emergentes y en la cotización del petróleo. Lo que hace temer que las pérdidas en los mercados puedan continuar los próximos días.

Cómo cortar la hemorragia

Los mercados están a la espera de que las autoridades chinas tomen cartas en el asunto y adopten medidas para cortar la hemorragia. Una de ellas podría ser la de aumentar la liquidez. Muchos inversores habían esperado que se redujeran las exigencias de reservas a los bancos durante el fin de semana, pero el banco central chino no lo hizo.

Esa medida podría implementarse pronto, según The Wall Street Journal. El Banco Popular de China (PBOC) ultima una respuesta a las turbulencias económicas que consistiría en la reducción a finales de este mes o principios del próximo de medio punto porcentual en la ratio de reserva exigida a los bancos del país, lo que pondría unos 91.500 millones de euros a disposición de las entidades chinas.

Sólo para bancos que apoyen a las pymes

Una de las posibilidades consistiría en aplicar esta reducción del encaje bancario sólo a aquellas entidades que concedan préstamos de manera significativa a pequeñas y medianas empresas, aunque WTJ recuerda que estrategias similares no han resultado efectivas en el pasado.

La decisión de liberar más fondos para la concesión de préstamos por parte de los bancos chinos estaría dirigida directamente a combatir los efectos de una moneda más débil, lo que amenaza con provocar una salida de capitales del gigante asiático.

"No entra dinero"

"El mercado está en una espiral bajista. No hay buenas noticias, las acciones siguen estando caras y no entra nuevo dinero", dijo Qi Yifeng, analista de la consultora CEBM.

"Lo que habría acelerado las caídas de los mercados asiáticos el lunes sería la decepción de los inversores ante la ausencia de alguna medida de reactivación directa de las autoridades chinas el fin de semana; Pekín se contentó con dar su bendición a las colectividades locales para que inviertan en la bolsa por primera vez", explicó Patrick O'Hare, de Briefing.com.

"El peligro ahora es que los mercados (de acciones y de materias primas) comiencen a evolucionar de nuevo al unísono, como ocurrió durante la explosión de la burbuja de internet en 2000 y como cuando lo que era una crisis de los mercados emergentes se transformó en recesión en Estados Unidos", subrayó por su parte Kit Juckes, de Société Générale.

 

Comentar