Los 'top manta' plantean formar una cooperativa con el visto bueno del Ayuntamiento de Barcelona

El colectivo asegura que podrían dejar de ofrecer productos falsificados y de imitación para facilitar el impulso de la cooperativa

2 min
Ada Colau en su primer -y único hasta ahora- pleno municipal como alcaldesa
Redacción
Sábado, 29.08.2015 10:41

Vendedores ambulantes de 'top manta' han pedido al Ayuntamiento de Barcelona que les facilite cursos de formación para poder dedicarse a otros sectores. Asimismo, plantean crear una cooperativa mediante la que puedan vender en lugares concretos.

Uno de los portavoces de los vendedores, 'Papa Diop', ha explicado que prevén reunirse con representantes del Ayuntamiento la segunda semana de septiembre para abordar estas propuestas, que según él están avaladas por el Gobierno de Ada Colau.

La semana pasada se reunieron con la concejal de Ciutat Vella, Gala Pin, y con representantes de la Guardia Urbana, de los servicios sociales municipales y del área de Economía Cooperativa.

Abordar el fenómeno socialmente

La alcaldesa, Ada Colau, y su equipo defienden que abordar la situación de la venta ambulante ilegal desde una perspectiva social que vaya más allá del ámbito policial, algo que comparte el representante del colectivo.

Diop asegura que la presión policial no contribuye a solucionar el problema --"si sólo lo persigues, el 'top manta' siempre vuelve", avisa--, y que son necesarias medidas sociales, que considera que deben pasar por la formación.

En relación a crear una cooperativa, ha señalado que podría ser una solución siempre y cuando se sitúe en algún lugar en el que puedan tener clientes, ya que en caso contrario avisa de que no funcionará la cooperativa, una opción que ya planteó Colau.

Dejar de ofrecer productos falsificados

Asegura que los vendedores no tendrían problemas para dejar de ofrecer productos falsificados y de imitación, y que podrían cambiar de artículos si fuera necesario para facilitar el impulso de la cooperativa.

El portavoz ha asegurado que la mayoría de los vendedores dejarían el 'top manta' si tuviera la oportunidad, y asegura que no suelen tener problemas con los comercios cercanos porque evitan situarse en sus entradas y venden productos distintos y dirigidos a un público diferente.

Comentar