Madrid y Colau ponen en riesgo los congresos de BCN

Redacción
Domingo, 23.08.2015 17:22

El Congreso Mundial de Móviles se ha convertido en el gran escaparate barcelonés de los congresos. Pone a la capital catalana en el mapa y le brinda una plataforma de proyección inmejorable.

De ahí que la nueva alcaldesa, Ada Colau, se apresurara a firmar la renovación del citado evento para acallar las voces críticas que se despertaron con su singular visión del modelo turístico de la Ciudad Condal. 

Los planteamiento de Colau y de BComú, sin embargo, han causado un cierto desasosiego en el sector de la organización de eventos. Algunos operadores del sector consideran que el tradicional liderazgo de la Ciudad Condal en materia de congresos internacionales podría perder fuelle.

Las reflexiones del nuevo equipo municipal y la repercusión que puedan tener en el sector turístico acciones como la moratoria decretada (en materia de precios hoteleros, por ejemplo) han llevado a plantearse alternativas de ubicación.

Por si ese asunto fuera poco, el Madrid Convention Bureau ha emprendido una agresiva política de captación de celebraciones colectivas. En el sector se ha detectado esta actuación y se teme que la posición de privilegio que vivía Barcelona pueda verse afectada por los acontecimientos políticos.

La mayoría de estas convenciones vive gracias a un nutrido tejido empresarial formado en buena parte por pequeñas empresas que emplean a miles de trabajadores de la hostelería, los servicios o el mundo del taxi. De ahí que en el sector se critique que determinadas actuaciones sobre el turismo pueden acabar produciendo efectos a medio plazo sobre la propia base electoral de la formación que lleva las riendas municipales de Barcelona.

Comentar