competencia turística

Montreal prohíbe las sandalias y las bermudas a sus taxistas

La voluntad de mejorar la imagen ante los turistas y la competencia de Uber llevan al aeropuerto canadiense a imponer normas de indumentaria

2 min
Aspecto interior del aeropuerto Trudeau, en Montreal
Redacción
Domingo, 2.08.2015 12:58

Se acabaron los jeans, las gorras, las bermudas y las sandalias. Los taxistas del aeropuerto Trudeau de la canadiense ciudad de Montreal no podrán vestir ninguna de esas prendas a partir del 15 de noviembre, cuando entre en vigor un nuevo código impuesto por el aeropuerto de la ciudad para aquellos conductores que deseen operar en ese destino.

No serán las únicas normas a cumplir por parte de los conductores que trasladan a los viajeros que aterrizan en la ciudad. “Básicamente –-asegura el taxista Stanley Bastien en declaraciones a CTV News-–, los profesionales deberán vestirse como si fueran a un restaurante”. 

Polos y camisas con cuello 

El código de estilo se aplicará el próximo otoño y obliga a los chóferes a vestir ropa profesional como polos, camisas con cuello y pantalones largos. Una indumentaria, de hecho, próxima a las normas que rigen en deportes clásicos como el golf.

“En realidad –-argumenta Bastien-– somos el primer contacto para las personas que vienen de todas partes del mundo. Cuando vestimos inapropiadamente damos una mala interpretación de lo que es Montreal”. El conductor ha formado parte del comité que ha elaborado el nuevo código junto a las autoridades aeroportuarias. 

La cuestión de mejorar la vestimenta de los taxistas es sólo una de las medidas que negocia el sector con el aeropuerto de la ciudad canadiense. A partir de otoño, los taxistas que operen en el aeropuerto de Montreal deberán formar parte de una flota de vehículos más verde (se aspira a que el 35% del total sean coches híbridos o eléctricos). 

Hacer frente a la competencia 

También se persigue que las cabinas de los taxis sean nuevas y evitar los automóviles demasiado viejos. Se trata de toda una actuación de marketing turístico enfocada a mejorar la percepción que los visitantes reciben de su llegada al destino canadiense. 

Los propios taxistas reconocen que deberán someterse a estas exigencias profesionales de buen grado, puesto que la competencia desatada por lo conductores de Uber es muy dura. En mayo pasado, las autoridades provinciales de Montreal registraron la oficina de Uber en la ciudad tras recibir acusaciones de que el programa de intercambio viola las leyes tributarias de Quebec. 

Sólo en Quebec las autoridades han incautado 40 vehículos Uber en lo que lleva transcurrido de año. Uber ha anunciado que recurrirá esas medidas ante la justicia.

Comentar